Muchas personas realizan dietas rápidas para adelgazar. Pero ¿realmente funcionan? ¿Cuáles son las más efectivas? ¿Qué resultados se pueden obtener con estas dietas? ¿Cuáles son las más peligrosas? Todos estos interrogantes y algunos más serán abordados a continuación.Dietas rápidas para bajar de peso.

Dietas rápidas para bajar de peso

Las dietas rápidas para bajar de peso se caracterizan por ser de corta duración y porque la persona que las sigue tiene que cumplir rigurosamente sus pautas. No se trata de educación alimentaria-nutricional que busca construir hábitos saludables, sino de una dieta breve que busca obtener resultados notables en muy poco tiempo.

Dietas rápidas y su relación con la salud

Muchas dietas rápidas pueden ser eficientes para lograr una pérdida de peso, pero para que no perjudiquen la salud deben ser realizadas durante períodos de tiempo cortos. Por lo general, no mayores a 7-14 días. Esto se debe a que, usualmente estas dietas son de muy bajo valor calórico y predisponen a sufrir el efecto rebote si se las realiza durante varios meses. O bien, porque eliminan o restringen drásticamente algún nutriente o alimento con el fin de favorecer el descenso de peso. Lo cual puede producir carencias nutricionales.

Por otra parte, algunas dietas rápidas, por ejemplo, la dieta cetogénica, son muy disarmónicas y si se las realiza durante mucho tiempo pueden producir enfermedades renales, cardíacas o hepáticas, entre otras complicaciones. Algunas de estas dietas pueden llegar a ser mortales si se las implementa como una alimentación a largo plazo.

Ten presente que:
A veces, las dietas rápidas son muy restrictivas y producen ciertos malestares mientras se las realiza, tales como mareos, falta de concentración, hipoglucemia y cansancio. Además, este tipo de dietas no contribuyen a generar buenos hábitos de alimentación, sino que se enfocan en producir un descenso de peso significativo en poco tiempo.

Tipos de Dietas Rápidas

Errores que se suelen cometer con las dietas rápidas

Uno de los principales errores que se cometen con las dietas rápidas es pensar que son milagrosas. Además, una dieta rápida efectiva para adelgazar produce una pérdida de peso. Debido a que, aporta muy pocas calorías, contribuye a elevar el gasto metabólico y/o favorece la quema de grasas. Sin embargo, nada es mágico, todo se debe al balance energético entre el ingreso y el gasto calórico.

Otra equivocación peligrosa es realizar este tipo de dietas durante más tiempo del indicado. Ya que, se puede producir el “efecto rebote” y recuperar el peso perdido. O bien, pueden ocasionar una enfermedad o una carencia nutricional. Por ejemplo, una dieta cetogénica de una semana puede resultar útil para que una persona sana que está en una meseta en su tratamiento de descenso de peso pueda salir de este estado y continúe adelgazando. Sin embargo, si se prolonga durante mucho tiempo esta dieta puede causar graves daños a los riñones.

Un tercer error frecuente entre quienes siguen esta clase de dietas es pensar que no recuperarán el peso perdido luego de finalizarlas. Para aprovechar los beneficios de una dieta corta, se la debe continuar con una alimentación saludable y, de este modo, se podrá mantener el nuevo peso.

Distintos tipos de dietas rápidas

Dietas que prometen una determinada pérdida de peso.

Todas las dietas rápidas animan a las personas a seguirlas garantizándoles una cierta pérdida de peso al finalizar el régimen en cuestión. De este modo, existen dietas rápidas para bajar más de 20 kilos en 1 o 2 meses, dietas para perder más de 10 kilos en menos de un mes y otras cuya promesa es menos ambiciosa. Por ejemplo, la dieta para bajar 2 kilos por semana.

Se debe ser muy cuidadoso con estas dietas para no descuidar la salud y para no caer en falsas promesas que a la larga terminan frustrando a la persona que las realiza. Además, se debe considerar que el descenso de peso no sólo depende de la alimentación que se lleve. Sino también de la edad, el sexo, la actividad física, el metabolismo, la estatura, entre otros factores. Por lo que, dos personas pueden hacer una misma dieta y tener una pérdida de peso muy distinta.

Te puede interesar:
Ten en cuenta que las dietas no solo sirven para adelgazar rápido, cumplen otros muchos propósitos. Por ese motivo te puede interesar leer esto:

Tipos de dietas: para ADELGAZAR-RÁPIDAS-EQUILIBRADAS-FAMOSAS y MÉDICAS 

Dietas para adelgazar ultra-cortas

Algunas dietas rápidas y efectivas duran solo un par de días. En este grupo se encuentra la dieta de dos días a la semana, también conocida como la dieta 5:2. La cual consiste en comer 5 días a la semana de la manera en que se lo hace habitualmente. Mientras que los dos días restantes se debe ingerir menos de 500-600 calorías.

dietas rápidas para adelgazar

Dietas que se basan en las propiedades adelgazantes de un alimento en particular

En este caso se pueden mencionar:

En estas dietas se pone el foco en cierto alimento o grupo de alimentos, porque se cree que contribuyen a la pérdida de peso, mediante diversos mecanismos: brindan saciedad, favorecen la eliminación de líquidos retenidos. Además, aceleran el metabolismo, aumentan el gasto calórico y/o “queman” grasas.

Algunas de estas dietas son muy peligrosas y carentes en nutrientes. Mientras que, otras permiten incluir una gran variedad de alimentos, aunque propongan el consumo de cierto alimento o bebida como base de la dieta. Por ejemplo:

La dieta del tomate: Propone que los primeros días se ingiera solo tomate y esto puede causar debilidad, mareos y otros síntomas.

En cambio, hay otras que, si permiten agregar alimentos de diversos grupos desde el primer día. Por lo que si una persona las realiza no debería sentir ningún malestar.
Aquí tienes un par de buenos ejemplos:

Dietas desarrolladas por médicos

Muchos médicos han desarrollado sus propias dietas con el fin de promover un peso saludable y prevenir enfermedades. Entre ellas podemos mencionar:

Dietas que se basan en características de la persona que las realiza

Las dietas rápidas para adelgazar suelen consistir en recomendaciones generales y un menú fijo para cualquier persona que desee ponerlas en práctica, sin tener en cuenta factores individuales. Sin embargo, las hay que se ajustan a las particularidades de cada individuo para acelerar la pérdida de peso como son:

Dietas a base de proteínas

En esta categoría se incluyen las dietas que son ricas en proteínas, moderadas en grasas y bajas o nulas en hidratos de carbono. Por otra parte, se debe tener cuidado con estas dietas, ya que, si no son supervisadas por un profesional de la nutrición pueden ser muy peligrosas para la salud.

Las más populares son:

Dietas que se rigen por ciertos horarios o fechas

Aquí se incluye;

  • La dieta de las 19 horas: En la cual se deben respetar ciertos horarios para realizar las comidas diarias y se recomienda no comer alimentos desde las 21 a las 5 horas. Esta distribución horaria se debe a las fluctuaciones en los niveles de ciertas hormonas a lo largo del día.
  • La dieta de la luna: Es otro ejemplo de régimen en el cual la ingesta de alimentos (tipos, consistencia, cantidad, etc.) se realiza en función de los cambios de las fases de la luna.

Dietas rápidas que forman parte de programas registrados de descenso de peso

En esta clasificación se engloban dietas que a menudo incluyen sus propios alimentos y suplementos para favorecer la pérdida de peso. En este sentido, la persona que las realiza ingresa a un programa que es supervisado de cerca por profesionales de la salud.

Entre las dietas más reconocidas de este grupo se encuentran:

Dietas que se basan en respetar distribuciones fijas de nutrientes o calorías

La dieta de la zona (40% de hidratos de carbono, 30% de proteínas y 30% de grasas)

La dieta flexitariana para adelgazar:  Se incluyen en este grupo. Esta última consiste en una distribución calórica de 300 kilocalorías en desayuno, 400 kilocalorías en el almuerzo y 500 kilocalorías en la cena, y dos refrigerios de 150 kilocalorías cada uno.

Otras dietas rápidas para adelgazar

Existen algunas dietas que por sus características no se pueden englobar en las categorías anteriores:

  • La dieta de los colores: Consiste en agrupar los alimentos en 4 o 5 colores y distribuirlos en las comidas diarias respetando una proporción entre los grupos.
  • La dieta del sexo: Seguramente es la dieta más insólita en este artículo. Implica bajar de peso teniendo sexo tres veces al día.
  • La dieta de la mochila (o dieta de la sonda): Se introduce una sonda a nivel del estómago y se administra una fórmula de alimentación líquida a través de una bomba de infusión.
  • La dieta japonesa: Consiste en ingerir alimentos típicos de la gastronomía japonesa, pero también, implica imitar la forma de comer y utilizar porciones pequeñas.
  • La dieta depurativa: se basa en el consumo de alimentos y bebidas que favorecen la desintoxicación del organismo.
  • La dieta sin gluten: Se excluyen el trigo, la avena, la cebada y el centeno, y sus derivados, para promover el descenso de peso.
  • La dieta disociada: Consiste en no mezclar hidratos de carbono con proteínas para lograr una pérdida de peso rápida.
  • La dieta metabólica: Implica consumir determinados alimentos y poner en práctica conductas alimentarias que aceleren el metabolismo y provoquen una disminución de peso significativa.
  • La dieta inversa: Si bien, no es una dieta específica para adelgazar, permite hacer una transición desde la dieta para perder peso hacia la alimentación definitiva, evitando el efecto rebote.
  • La dieta volumétrica: Se basa en la ingesta de grandes cantidades de alimentos bajos en calorías y con un elevado valor de saciedad.dietas rápidas efectivas

Las dietas rápidas más efectivas y seguras para la salud

Las propuestas para adelgazar que se centran en consumir mayormente un alimento natural y bajo en calorías (pomelo, tomate, piña, té verde, etc.) Igualmente, suelen ser dietas rápidas y fáciles, que pueden contribuir a aliviar la retención de líquidos, desintoxicar y provocar una pérdida de peso moderada. Sin embargo, si se las realiza durante más de una semana pueden ser muy nocivas para la salud y ocasionar carencias nutricionales.

Las dietas rápidas y efectivas de 3 días, tales como:

Estas se basan en el consumo de agua, infusiones, frutas hortalizas, por lo que ayudan a adelgazar unos kilos. Sin embargo, gran parte de esta reducción del peso corporal se debe a la pérdida de líquido.

La dieta de la zona es una alternativa muy saludable para perder peso. Incluso, permite mantenerlo a largo plazo porque es equilibrada y nutritiva.

Para concluir…

Si bien las dietas rápidas para adelgazar tienen sus pros y contras, pueden resultar beneficiosas para personas que tienen que perder unos pocos kilos y para quienes desean depurar el organismo.

De todos modos, lo ideal es consultar al médico o al nutricionista antes de realizar cualquier cambio abrupto en la dieta y así, evitar complicaciones.

Romina Daniela Cerutti

Licenciada en Nutrición Coach de Salud y Bienestar.
 
Soy Licenciada en Nutrición y disfruto muchísimo de mi trabajo, aunque me encanta tener varias horas diarias para dedicarme a escribir, actividad que me resulta sumamente gratificante como instrumento de divulgación de información relativa a mi especialidad, es decir,a la Nutrición,