Cómo adelgazar rápidamente con la dieta de la alcachofa

La alcachofa es uno de los muchos alimentos que ayudan a adelgazar, pero ¿por qué sirve para adelgazar?, ¿qué es la dieta de la alcachofa?, ¿cómo se prepara?  A continuación, te diremos todos los beneficios de éste nuevo aliado que te ayudará a bajar de peso.

Descripción de la Alcachofa

La alcachofa es una hortaliza de color verde, de tamaño mediano, que reúne capitas de hojas duras formando una especie de pinito navideño. Su interior es blanco y morado, de sabor ligeramente amargo con un toque dulce al final, su textura es crujiente al momento de comerla.

Así se hace la dieta de la alcachofa

Además, su contenido vitamínico es inigualable por los antioxidantes y minerales que contiene.

La alcachofa: origen, composición y propiedades

La alcachofa es una verdura fácil de encontrar en casi cualquier lugar. Aunque su procedencia original es el Mediterráneo occidental, en la actualidad se cultiva prácticamente en todo el mundo.

Este vegetal, compuesto en su mayor parte por agua, tiene una gran cantidad de hidratos de carbono entre los que destaca la fibra. Es rico en minerales (hierro, magnesio, sodio, potasio, zinc, fósforo y calcio) y en vitaminas (B1, B3, B5, B6 y C).

Sin embargo, lo más destacable de este alimento tan sano y natural -sobre todo cuando el objetivo perseguido es la pérdida de peso- son estas dos características:

  • Se trata de un alimento bajo en calorías.
  • Tiene un alto contenido en fibra, propiedad esta última que favorece enormemente el tránsito intestinal.

Además, es un diurético depurativo muy eficaz que ayuda a la expulsión de ácido úrico y un perfecto aliado para la activación del hígado -gracias a su alto contenido en cinarina-, lo que ayuda a la eliminación del colesterol, tejido adiposo y grasas a través de la bilis.

Formas de preparar la Alcachofa

Existen muchas maneras de prepararla, inclusive puede ser consumida en té. Independientemente de la manera como sea ingerida, te aconsejamos que sigas estas simples recomendaciones para que obtengas mejores resultados:

Si deseas comerla

Al igual que las manzanas, las alcachofas tienden a oxidarse, por lo que hay que pelarlas, extraer sus vellos con algún cepillo de cocina y colocarla en agua con limón para poder comerlas, o hervirlas con perejil para que no se pongan oscuras o negras.

  • Puedes utilizar los corazones de la alcachofa como acompañantes en ensaladas. Para ello debes hervirlas invirtiendo el mismo tiempo como si fueras a tomar un té de alcachofas, añádele sal al gusto, si deseas darle un toque gourmet agrega cebollín y colócala con los demás ingredientes de la ensalada o puedes disimular su presentación en vinagretas de esta forma: las hierves, añades sal, aceite de oliva, miel y vinagre.
  • También puedes saltearlas a fuego lento junto a cebolla picada, ajo, vainitas y sal, cuécelas hasta que las vainitas y las cebollas hayan dorado.
  • Se pueden hornear a 250 °C en un tiempo de cocción no menor a veinte minutos, y acompáñalas con lo que gustes.

Si deseas beberla

Coloca las hojas de la alcachofa en agua y deja hervir de quince a veinte minutos, luego extráelas del agua y espera que repose. Toma una taza de este té tres veces al día antes de cada comida.

Cómo incorporar la alcachofa en el menú

La dieta de la alcachofa es un régimen de corto tiempo (máximo 5 días), se basa en incorporar este vegetal en las comidas, preparada de diferentes formas. Con esta dieta podrás adelgazar alrededor de 3 a 4 kilos en 5 días.

Fíjate en el siguiente menú de un día, como ejemplo para incluir la alcachofa en tu alimentación:

Desayuno: Una pieza de fruta o un zumo de fruta natural; una porción de queso fresco bajo en calorías; una tostada de pan integral con una porción de queso fresco desnatado o con tomate natural.

Media mañana:  Un yogur desnatado; un zumo de fruta natural; una pieza de fruta.

Almuerzo: Arroz integral con alcachofas; alcachofas cocidas; alcachofas horneadas con un chorro de aceite de oliva virgen extra; ensalada de alcachofas con tomate y queso fresco bajo en calorías; alcachofas a la plancha con tomate natural.

Merienda: Una pieza de fruta; un zumo de fruta natural; una porción de queso fresco desnatado.

Cena: Alcachofas a la plancha con queso fresco desnatado; alcachofas con crema de acelgas; ensalada de alcachofas con tomate y queso fresco desnatado; alcachofas horneadas con un chorro de aceite de oliva virgen extra.la alcachofa te ayuda a bajar de peso

No descartes este aliado que te ayudará a adelgazar, casi un dilo por día, ofrécele lugar en tu carrito de supermercado y disfrútalas en sus distintas formas.

Complementos para la dieta de la alcachofa

Durante estos días podrás acompañar tu dieta con un complemento estupendo para ayudarte a eliminar toxinas: el extracto de alcachofa, pero has de tener en cuenta que es necesario ingerir, aproximadamente, unos dos litros de agua diarios para que este complemento pueda disolverse adecuadamente.

Estas cápsulas de extracto de alcachofa cuentan con las mismas propiedades que la alcachofa fresca. Además, te aportan iguales beneficios: efecto diurético, eliminación de la hinchazón, exceso de líquido, toxinas. También, contribuyen con la buena digestión y actúan como laxante suave.

El extracto de alcachofa lo podrás encontrar en farmacias y en herbolarios. Sin embargo, es aconsejable que antes de adquirir este producto, consultes con cualquiera de los profesionales de los establecimientos mencionados sobre las indicaciones para su consumo responsable.

Otros suplementos que acompañan esta dieta son la ampolla de alcachofa y cápsulas de té verde.

Recomendaciones al seguir la dieta de la alcachofa

La dieta de la alcachofa es recomendable para adelgazar unos tres o cuatro kilos y no deberás seguirla durante más de cinco o seis días, te sugerimos esperar un mínimo de seis semanas para recomenzar esta dieta.

Tampoco debes olvidar que el objetivo no debe ser únicamente la pérdida de peso, sino mantenerte en ese estado de equilibrio durante el mayor tiempo posible. Por ello, es importante combinar una dieta saludable y equilibrada, mantenida a lo largo del tiempo, con la práctica habitual de ejercicio físico. Una vez que se han eliminado esos “kilillos” de más, habrá que pensar en conservar la figura que has logrado.

Páginas sugeridas:
loading...

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies