Si sois de las que nunca alcanzan a tomar los 8 vasos de agua recomendados diariamente y buscas otra opción para completar tu ingesta de líquidos, esta dieta es para ti. Pero si piensas que una dieta basada en el té puede ayudarte a bajar de peso, entonces, te invitamos a analizar la dieta del té y conocer si es así.

¿Qué es la dieta del té?

  • Es una de las dietas famosas considerada como una dieta rápidas. Al ser considerada “milagrosa” para el descenso de peso.
  • La inclusión de este tipo de dietas, se debe a sus cualidades antioxidante. Pero ¿es posible que un líquido transparente, negro, verde o rojo pueda permitir que bajemos de peso por sí solo? La respuesta es un rotundo no.
  • Incluye además, del ingrediente principal, alimentos saludables en cantidad y calidad que contribuirán a tu descenso de peso y a mejorar tus hábitos.
  • Tendemos a creer en las propiedades mágicas de un alimento en particular y centrarnos en este alimento o líquido. En parte, resulta en beneficios al alejar nuestra atención del resto de la dieta y evitar el picoteo continuo. Pero, por otro lado, puede llevarnos a descuidar nuestra alimentación. Por lo tanto, presta atención a todos los puntos, así como sus ventajas y desventajas.

¿Cómo se hace esta dieta?

  • Existen distintas alternativas, que incluyen una o más variedades del mismo: té rojo, té verde, té blanco
  • Esta dieta se extiende por 1 a 2 semanas, debido a que no incluye lácteos, ni todas las carnes.

 Es una alimentación balanceada hipocalórica de aproximadamente 1500kcal:

  • Frutas y verduras: 5 porciones diarias
  • Carnes variadas y huevos: 1 porción diaria, incluyendo preferentemente pescado y huevos
  • Cereales integrales y legumbres: En desayuno y merienda y 3 veces por semana en almuerzo o cena
  • Lácteos descremados: La mayoría de las versiones de la dieta no los incluyen
  • Aceites, frutos secos y semillas: 1 porción de cada uno
  • Agua: 8 vasos al día

La regla importante es que:

  • Incluyas té en 3 de las 4 comidas diarias que realices: en el desayuno, luego del almuerzo y después de la cena, 30 minutos a 1 hora después
  • No añadas azúcar o edulcorantes químicos a la infusión
  • Es fundamental la forma en que lo prepares, para disfrutar de sus beneficios. Observa la forma de elaboración en el apartado de recetas

¿Cómo se obtienen los distintos tés?

Todas las variedades provienen de la mima planta, llamada Camellia Sinensis, pero se diferencian en el tratamiento que reciben las hojas y que influye en su composición.

Tratamiento:

  • Té negro: Las hojas se recogen, se secan y fermentan al sol. Por tanto, presenta una oxidación importante.
  • El té blanco: Surge a partir de las hojas jóvenes, no oxidadas. Porque se han protegido del sol para que no se forme la clorofila, conservando sus propiedades.
  • Té verde: Las hojas se recogen, se secan (por vapor o calor) y se aplica un tratamiento térmico para frenar la oxidación de la hoja, no altera su composición química y sus propiedades.
  • El té rojo: Es derivado del negro, el color se debe al estacionamiento del mismo por hasta 50 años.

Su Composición:

  • Cafeína: La presencia de cafeína, mayor en el té negro que en las otras variedades, estimula el sistema nervioso, por tanto, es apropiado si cuentas con cansancio, dolor de cabeza, somnolencia.
  • Taninos: Son responsables de su sabor amargo y efecto astringente, útil si padeces diarrea. Su presencia es alta en el té negro, sobre todo.
  • Polifenoles: Sustancias antioxidantes que nos protegen del daño de los radicales libres, responsables de acelerar el envejecimiento y de enfermedades degenerativas y cáncer. La presencia de esta sustancia será menor en el té negro, debido a que se pierden en la elaboración del mismo.
  • Teobromina: Componente con acciones diuréticas, vasodilatadoras (favorece la circulación de la sangre) y estimulantes del corazón.
  • Minerales: Sodio, potasio, manganeso y flúor.

Variedades de la dieta

Similares en la característica de incluir el té a lo largo del día, pero distintas en su poder antioxidante.

Dieta del té rojo

Tiene virtudes depurativas, desintoxicante y antidepresivas. Estimula las secreciones en el estómago por lo que facilita la digestión de grasas, de ahí su efecto quema grasas.

Dieta del té verde

El té verde, es el más alto en antioxidantes del grupo de tés debido a su proceso de obtención. Cuenta con un efecto diurético, estudios no concluyentes le atribuyen un efecto acelerador del metabolismo que contribuiría al descenso de peso, pero recordamos, no concluyentes.

Dieta del té blanco

Es el más bajo en cafeína de este grupo, por lo que no produce insomnio a diferencia del resto de los tés. Tiene propiedades diuréticas, antioxidantes similares a las del té verde. Su proceso de elaboración requiere mucho cuidado, por lo que es el más caro de los tés.

¿Cuánto se baja con esta dieta?

Promete que descenderás entre 2 y 3 kilos hasta 5 kg de tu peso en 1 semana.

Realidad:
No existe explicación proveniente de los ingredientes del té para fundamentar el descenso. Este se justifica por la alimentación que lo acompaña, el aumento en la ingesta de líquido diaria que mejora tu digestión. Presenta efecto diurético que reduce tu peso, pero será pérdida de líquidos.

Ventajas

  • Contienen antioxidantes, los conocidos polifenoles, en todas sus variedades por tanto un consumo diario previene enfermedades como cáncer, Alzheimer y degenerativas.
  • Colabora indirectamente en el descenso de peso al aumentar tu ingesta de líquidos y mejorar el tránsito intestinal.
  • Favorece el control de tu presión arterial por la presencia de teobromina en su composición y te brinda saciedad al aumentar la ingesta de líquidos en el día.
  • Previene enfermedades cardiovasculares por ser una dieta hipocalórica e hipograsa.
  • Favorable si la mantienes en el tiempo a diferencia de otras dietas rápidas y famosas.
  • Resulta una dieta económica de acuerdo con la variedad del té empleado y fácil de realizar.
  • Conforma una alimentación normal, equilibrada y saludable con los beneficios que eso conlleva para tu salud.

Desventajas

  • Resulta aburrida y cansadora mantenida a largo plazo.
  • Deficiente en calorías según la actividad física que tengas y debe ser diseñada por profesionales para obtener las proteínas necesarias en cantidad y calidad.
  • Posibilidad de mantener y hasta aumentar de peso si no modificas los hábitos más allá de la inclusión del té.
  • Sobreexcitación, constipación e insomnio como consecuencia del alto consumo diario de cafeína y taninos.
  • Posible consumo excesivo de flúor, toxico para el cuerpo.
  • Interfiere en la absorción del calcio y hierro ingeridos con la comida y/o en exceso en el día por su contenido en taninos.
  • Efecto rebote de aumento de peso si abandonas la dieta al tratarse de una dieta hipocalórica.

Dieta del té

Menú semanal:

LUNES

DESAYUNO Té*

Tostada pan integral con palta y tomate

ALMUERZO Guiso de porotos y verduras

Naranja

MERIENDA Licuado de durazno, ananá y frutillas con mix semillas
CENA Pescado grillado con puré de berenjenas y ensalada de hinojo

MARTES

DESAYUNO

Galletas de arroz con pasta de sésamo

Jugo de naranja

ALMUERZO Panaché de verduras (zapallitos, calabaza, zanahoria) con mix de frutos secos

MERIENDA Maíz inflado integral con manzana y pera
CENA Sándwich integral con tomate, repollo colorado y blanco, zanahoria y atún

MIÉRCOLES

DESAYUNO

Pan pita integral con verduras y bolitas de garbanzo

ALMUERZO Pañuelitos de repollo rellenos con arroz integral

MERIENDA Manzana al horno con avena y canela
CENA Brochetas de pescado, pimiento rojo y colorado, cebolla con jugo de limón

JUEVES

DESAYUNO

Bizcochuelo de naranja

ALMUERZO  Verduras al nido (acelga, calabaza con un huevo en el centro)

MERIENDA Galletitas de lino y sésamo

Manzana

CENA Pescado con verduras asadas

VIERNES

DESAYUNO

Jugo exprimido de naranja y mandarina con granola

ALMUERZO Sopa de verduras verdes, naranjas y amarillas

MERIENDA Pickles
CENA Albóndigas de pescado con cebolla en caldo casero

SÁBADO

DESAYUNO

Pan integral tostado con tofu y nuez

ALMUERZO Repollitos de brusella revueltos con huevo

MERIENDA Licuado de frutas citricas
CENA Fideos de zapallitos con salsa roja

DOMINGO

DESAYUNO

Tempeh con palta y limón

ALMUERZO Tarta integral de zapallitos

Ensalada de zanahoria

MERIENDA Leche de soja

Pera

CENA Ensalada de hojas con ananá, brotes de alfalfa y mix de semillas

*puedes incluir té en todas sus variedades: verde, blanco, rojo.

 Prueba estas 3 recetas

1.  Infusión de té

  • Calienta agua sin hervir, temperatura entre 70/80º
  • Coloca en una taza grande una cucharada postre del té elegido hojas o saquito
  • Deja descansar no más de 3 a 5 minutos para evitar el amargor
  • Evita agregar azúcar o edulcorantes, y/ o leche
  • Puedes adicionarle al té jengibre, canela

2.   Licuado rojo

Ingredientes

  • Té rojo: 1 taza preparada
  • Sandia: 1 triangulo
  • Durazno: 1 unidad
  • Papaya: ½ unidad
  • Ciruela: 1 unidad
  • Stevia: hojas
  • Hielo: opcional

Preparación:

  • Lava, pela y corta los ingredientes, agrégalos a la licuadora.
  • Añade el té rojo tibio.
  • Debido a que al té debemos tomarlo a pocos minutos, si lo deseas agrega hielo molido para enfriar.
  • Consume al momento.
Tip:
Puedes realizar licuados de igual forma con el té verde y blanco agregando frutas variadas a tu gusto. No es necesario que sean del mismo color. 

3.  Gelatina

Ingredientes:

  • Agar-agar o gelatina sin sabor: 1 sobre
  • Té verde: ½ litro preparado
  • Agua: ½ litro agua fría
  • Kiwi o manzana verde: 1 unidad

Preparación:

Sigue leyendo más en pierdepesoencasa.com
  • Preparara la gelatina diluyéndola primero en el té caliente, deja enfriar unos segundos en heladera, agrega las frutas cortadas finas
  • Enfría hasta endurecer la gelatina.