¿Cómo saber si tengo cuerpo en forma de pera?

Todas las personas tienen distintos tipos de cuerpo. Tener un cuerpo en forma de pera, rectangular o manzana, puede llegar a generar problemas de autoestima, así como frustraciones para muchas personas. El tan ansiado cuerpo de reloj de arena puede ser sólo un sueño, si te centras en lo negativo. Sin embargo, vamos a enseñarte cómo mejorar lo que no te gusta de ti, para que puedas verte sentirte bien contigo misma.

El cuerpo en forma de pera o triángulo, es una de las figuras más comunes de los cuerpos mesomorfos o con curvas. Seguro recordarás nuestro artículo en el que describimos los tipos de cuerpo o somatipos, donde detallamos los cuerpos ectomorfos, endomorfos y mesomorfos.

¿Cómo es un cuerpo en forma de pera?

Lo más recomendable para determinar tu tipo de cuerpo es pararte frente al espejo y mirarte detenidamente. Si la parte superior (tronco y brazos) y tu cintura son pequeños; y tus caderas, trasero y muslos más grandes, tienes un cuerpo en forma de pera o triángulo.

Aunque no te guste mucho, esta forma de cuerpo es una de las más sensuales y envidiadas que existen. Para moldearla, sólo necesitas un pequeño plan de ejercicios y una dieta saludable. Recuerda que al aumentar de peso, toda la grasa se alojará en las zonas de la parte inferior, haciendo que se agrande. El exceso de peso también puede generar problemas como la celulitis. Así que a ponerte a trabajar para perder grasa corporal y tener la figura que quieres.

Cuerpo de pera

Alimentación balanceada para cuerpo en forma de pera

Para reducir la cantidad de grasa almacenada en las caderas y los muslos, es necesario tener una dieta baja en grasas. No quiere decir que no las consumas, sino que debes optar por las grasas saludables. Las más recomendadas son las que se encuentran en los aceites de coco y aguacate, así como los frutos secos, como las almendras. Elimina las frituras y comidas chatarra, el exceso de dulces y las harinas.

Acelera tu metabolismo, consumiendo alimentos varias veces al día, en pequeñas porciones. Haz meriendas de frutas y toma mucha, pero mucho agua. Con ello podrás mantenerte hidratada y equilibrar los niveles de azúcar en la sangre, evitando la acumulación de grasa.

Debes incluir vegetales frescos en tu alimentación diaria, sobre todo los de hojas verdes, ya que sacian y te mantendrán lejos de las temibles “tentaciones”. Con respecto a las carnes, elige las magras. Otra excelente fuente de proteínas, son los granos. Prefiere los cereales y pan integrales.

Ejercicios para el cuerpo en forma de pera

Hacer ejercicio es fundamental para sentirte bien y mejorar tu figura. Debido a que el cuerpo en forma de pera acumula grasa en la parte baja, es necesario enfocarse en esa zona para esculpirla. Pero antes, es fundamental perder los kilos de más que tengas.

Haz ejercicios cardiovasculares

Para eliminar el exceso de grasa, lo mejor es comenzar un plan de ejercicios cardiovasculares. Busca una actividad que te guste y que pueda hacerte sudar. Este tipo de entrenamiento, de 30 o 45 minutos tres o cuatro días a la semana, te ayudará a trabajar grandes grupos de músculos, haciéndote quemar las calorías que necesitas. Para mejorar los resultados, puedes enfocarte en alguno que además trabaje la zona inferior del cuerpo. Correr, hacer caminata rápida, andar en bicicleta, usar la elíptica o nadar. Evita ejercicios como la escaladora, ya que pueden aumentar el tamaño de las piernas.

Utiliza máquinas de pesas

Si te gusta el gimnasio, puedes aprovechar de utilizar máquinas para la zona inferior del cuerpo, que te ayuden a equilibrar tu cuerpo en forma de pera. Puedes usar máquinas como la prensa de piernas, que se enfoca directamente en muslos y glúteos. También es efectiva la máquina de flexión de piernas, para tener unos muslos firmes y una espalda más fuerte.

No dejes de lado la zona superior de tu cuerpo. Puedes trabajar en fortalecer tus brazos, para no desequilibrar tu figura.

Enfócate en la zona inferior de las piernas

Si por el contrario, lo tuyo no es el gimnasio, para mejorar tu cuerpo en forma de pera o triángulo, puedes hacer ejercicios con peso corporal, que fortalezcan los músculos de la cadera y los muslos. Las estocadas o lunges te permitirán trabajar las rodillas, las piernas y la cadera. Las clásicas sentadillas, son perfectas para la parte inferior de tu cuerpo. También puedes hacer elevaciones de piernas, sentada en una silla o acostada de lado o boca arriba. Puedes agregar peso a tu entrenamiento para obtener mejores resultados.

Inicia con pocas repeticiones, y luego ve aumentando, según tu cuerpo de lo permita.

Combina cardio y resistencia

Si quieres mejorar tus resultados, lo mejor es combinar ejercicios cardiovasculares con ejercicios de resistencia. Esto te permitirá realizar un entrenamiento más fuerte. Alterna uno o dos minutos de trabajo intenso con uno o dos minutos de ejercicio moderado. Un entrenamiento en circuito, es una excelente opción. Ejercicios de tipo cardiovascular con ejercicios de pesas.

En resumen, ama tu cuerpo como es. Si tienes un cuerpo en forma de pera, sólo debes aplicar un poco de esfuerzo y trabajo para moldear tu figura y verte de forma espectacular. Robarás las miradas y te sentirás sana y fuerte.

Páginas sugeridas:
loading...

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies