Homeopatía para las hemorroides, un tratamiento alternativo para tu salud.

En la actualidad y desde hace mucho tiempo, la homeopatía para las hemorroides representa una alternativa excelente para prevenir y tratar los síntomas de éste molesto problema de salud.

La medicina homeopática, conocida como homeopatía nació a finales del siglo XVIII como un sistema holístico, que considera al ser humano como un todo, perfectamente integrado. El significado etimológico de la palabra homeopatía proviene del griego homios, que quiere decir como, igual o similar; y pathos, que se refiere a enfermedad.

De ahí, que promueve la idea de que las sustancias que producen las enfermedades, son las mismas que causan la cura en personas enfermas. Por ésta razón, su creador, el médico alemán Samuel Hahnemann, la fundó basada en tres leyes fundamentales:

  1. De similitud, de que lo similar cura lo similar.
  2. Dosis infinitesimal, de que un remedio es mucho más potente mientras más diluido está.
  3. La enfermedad es específica de cada persona.

Asimismo, la homeopatía para las hemorroides contempla una visión de su tratamiento propuesto para aliviar sus molestos síntomas.

Homeopatía para las hemorroides una alternativa de tratamiento

Esta es una enfermedad que afecta a las venas del ano y/o de la parte inferior del recto. En consecuencia, ocurre debilidad, tumefacción y dilatación de las venas del área, que se prolapsan o salen de su trayecto normal progresivamente. Muchas veces, pasan desapercibidas y se resuelven rápidamente en pocos días. Los síntomas que producen son molestos: dolor, picazón y, en algunos casos, sangramiento.

La homeopatía ofrece un tratamiento suave, para nada complicado. Por tal motivo, tiene una especial indicación durante el embarazo, en el cual se pueden aplicar muchos de ellos. Además, trata los síntomas de diferentes maneras de acuerdo a su modo de presentación. Por lo que, para muchos es la mejor y más efectiva forma de prevenir y curarlas.

Cabe destacar que, junto al medicamento homeopático, debemos aplicar las demás medidas terapéuticas para curar las hemorroides. Estas contemplan fundamentalmente alimentación, hábitos y estilo de vida, y de esa forma garantizaremos buenos resultados para nuestra salud, y la solución efectiva para el problema de las o almorranas.

homeopatía para las hemorroides 2

Remedios recomendados por la homeopatía para las hemorroides

Una alternativa a la cirugía son los remedios naturales, por eso, aquí te proponemos los siguientes remedios homeopáticos:

·Aeschulus hippocastanum 5CH

Es una sustancia que se obtiene de los frutos del árbol de castaño de indias, y es utilizada para el tratamiento de las almorranas porque alivia exitosamente sus síntomas.

¿Cómo actúa en nuestro organismo y qué propiedades tiene?

  • Actúa como tónico del sistema venoso, es decir, como vasoprotector de las paredes del mismo.
  • Reduce la viscosidad sanguínea, porque tiene efecto fluidificante de la sangre. Debido a esto, produce descongestión de los vasos sanguíneos, aumentando su resistencia capilar y en consecuencia, alivio de las hemorroides.
  • Estas propiedades terapéuticas se deben fundamentalmente, a los compuestos llamados escina y esculina. La escina es un saponósido flebotónico que tiene actividad antiinflamatoria, antiedematosa y astringente.

Usos terapéuticos en la homeopatía para las hemorroides

Dada sus cualidades medicinales, está especialmente indicado en las almorranas severas, que presentan síntomas de dolor intenso.  Este tratamiento homeopático de elección, en aquellas almorranas que se acompañan de estreñimiento y percepción punzante o de pinchazos en el área de recto y el ano. Y que suelen presentar sensación de plenitud constante en la zona rectal, escoriaciones, ardor, sequedad en la superficie mucosa anorectal y trastorno general del aparato digestivo, con dificultad para realizar las evacuaciones, que puede causar prolapso rectal.

Dosis
  • Aeschulus hippocastanum se toma 5 gránulos cada 2 horas.
  • Aplicar otras medidas terapéuticas simultáneas, como los baños de asiento y compresas frías.

· Árnica montana 9CH

Es una fórmula homeopática, que usa el principio activo de la planta que lleva su nombre. Esta contiene propiedades medicinales que nos sirven para el tratamiento de muchas enfermedades.

Árnica montana, es probablemente, una de las plantas más utilizadas como apoyo terapéutico por la homeopatía. Alguno de los compuestos activos de la planta silvestre, son tóxicos en altas o en normales concentraciones. Por tal motivo, es indispensable la dilución que permite aprovechar al máximo y de manera excelente sus cualidades farmacológicas.

Se usa como remedio homeopático cuando las almorranas son excesivamente dolorosas. También, puede ser utilizada en hemorroides que están sangrando. Por tal motivo, se utilizan dosis súper diluidas, llamadas 9 CH, tomadas de 3 a 5 gránulos, cada 1 a 2 horas, dejándolos diluirse debajo de la lengua. De esa forma, en cantidades insignificantes se utiliza exitosamente para realizar tratamientos.

Uso terapéutico en la homeopatía para las hemorroides

  • Contribuye a acelerar y mejorar la cicatrización, lo que la hace útil para tratar las almorranas trombosadas.
  • Sirve para tratar las hemorragias, dado que una de sus preciadas características terapéuticas, es el efecto que tiene sobre el aparato cardiovascular.

Presentaciones homeopáticas

Se encuentra en gránulos, en glóbulos, en ampollas bebibles y en gotas, todas fabricadas en común a partir de una tintura madre hecha de la planta.

·Peonia 5 CH

La peonia es una planta herbácea perenne, de la cual se extraen principios activos con cualidades medicinales. Tiene varios usos para el tratamiento  de los dolores intestinales, rectal, anal. Particularmente, se utiliza como sustancia de elección en hemorroides muy grandes, dolorosas, con presencia de picor, inflamación y sensibilidad importante.

Y en aquellas que además, presentan muchas molestias previas, en el momento y posterior a las evacuaciones. Debido a que, contribuye a reducir la inflamación crónica a nivel del recto y del ano, mejorando considerablemente su sintomatología, incluso, si se trata de casos graves.

Dosis

  • En crisis de hemorroides, 3 gránulos 3 veces al día.
  • Para el dolor producido antes, durante o al finalizar la defecación, 5 gránulos 3 veces al día.
  • En inflamación en vías intestinales, recto y ano. Ya sean agudas o crónicas, 5 gránulos 3 a 4 veces al día por 10 días, en diluciones llamadas de 4 DH o 6 DH.

También, se utiliza en otras dosis diferentes, en otros padecimientos en los que la Paeonia officinalis es útil, como trastornos nerviosos o del comportamiento. Pero, no se recomienda su uso durante el embarazo, cuando se sospeche su existencia o en la lactancia.

Hammamelis virginiana 6c

Es un arbusto, cuyo extracto tiene propiedades medicinales que se emplean para tratar aquellas almorranas sangrantes y dolorosas. O bien, que llegan a trombosarse, estallar, romper o explotar las venas. Las mismas que se complican con cualquier roce o altas temperaturas.

Uso terapéutico en la homeopatía para las hemorroides

  • Cicatriza y reduce las hemorroides, mejorando el dolor y el resto de molestias locales que producen, de forma efectiva. Se usa fundamentalmente en aplicaciones externas por su efectividad para aliviar la inflamación, las contusiones y úlceras.
  • Es un excelente hemostático que podemos utilizar no solo para las hemorroides, sino también para otros tipos de várices.
  • Otras aplicaciones. Aparte de eso, tiene propiedades sedantes, astringentes y antidiarreicas, entre otras, que son aprovechadas en muchas enfermedades.

Taraxacum officinale 9

Es la planta perenne con muchas propiedades medicinales, conocida popularmente como diente de león o achicoria amarga. En homeopatía para las hemorroides, es utilizada fundamentalmente porque influye sobre la función del hígado, por lo cual, es indicada en trastornos hepáticos y biliares, en hemorroides consecuencia de malos hábitos alimenticios.

Los compuestos químicos responsables de sus propiedades medicinales, son los fenilpropanoides, las sesquiterpenlactonas, las saponinas, los polisacáridos y la inulina. Todas estas sustancias contenidas en la planta, la hacen un potente antiinflamatorio, antidiscrático, anticancerígeno, diurético, espasmolítico, anaflogístico y antirreumático. De las cuales, solo algunas ya resultan muy útiles para curar eficazmente las almorranas.

Nux vómica 9 CH

O nuez vómica, es un árbol de origen europeo, cuyos principios activos son alcaloides como la estricnina, terpenos, ácidos, glucósidos, entre otros. Todos sirven de remedio homeopático utilizado en problemas frecuentes de irritación gastrointestinal y hemorroides, que se presentan posteriores a ingesta excesiva de comida, por ejemplo, en aquellos casos de personas con otros problemas de base, como obesidad, estreñimiento o con malos hábitos alimentarios, con exceso de condimentos o de alcohol.

Se administra en aplicaciones tópicas externas, frías o preferiblemente heladas. Debido a que es potencialmente tóxico, debe ser indicado y prescrito por un médico homeópata, para garantizar que se utiliza en dosis adecuadas, sumamente diluidas.

Muriaticum acidum o natrum muriaticum 9 CH

Es una sustancia homeopática que se extrae de la sal marina y es útil para tratar muchas enfermedades. Contiene cloruro de potasio en mayor proporción y pequeñas cantidades de cloruro de magnesio. Debido a que el cloruro de sodio podemos encontrarlo de forma natural en el mar, el medicamento es muy accesible y tiene múltiples usos. Pero es administrado en pequeñas dosis, porque su exceso puede producir anemia, hipertensión arterial y problemas neurológicos.

En proctología, se utiliza en aquellas almorranas muy dolorosas o prolapsadas, es decir, que salen de su trayecto anatómico, donde ya se han formado varices que se sienten al tacto, son molestas al roce y pueden romperse, produciendo sangramientos.

Graphites 9 CH

Remedio homeopático que se fabrica a partir del grafito, por eso también es llamado mina de plomo. Es el tratamiento de elección en las fisuras anales producidas por la enfermedad hemorroidal. Sirve de tratamiento a los síntomas marcados que presenta éste tipo de lesión, con dolor y sensación local de quemazón.

Fluoricum acidum

O ácido fluorhídrico, se hace a partir del espato de flúor, fluorita o fluorina que es un mineral extraído del fluoruro de calcio. Se utiliza en hemorroides pruriginosas, es decir, que ocasionan picazón, sangrantes y no sangrantes. Dado que se acompañan de pesadez en los miembros inferiores, suelen complicarse con calor y mejorarse con baños fríos.

Calcárea fluorica 6c

Es un medicamento homeopático que sirve para muchas enfermedades, y que tiene aplicación para el tratamiento de las almorranas por su efecto antiinflamatorio sobre las várices. Sin embargo, por su amplitud terapéutica, se puede decir que es uno de los menos específicos para las hemorroides de los que hemos mencionado.

Supositorios y cremas homeopáticas para las hemorroides

También las cremas y el uso de supositorios, son de gran ayuda para aliviar los molestos síntomas. Entre los más utilizados se encuentran:

·Supositorios Avenoc o Ratanhia homeopáticos

Son un tratamiento homeopático para las almorranas, de uso local y externo, que puede adquirirse en las farmacias tradicionales.

· Aesculus composé

Es una sustancia homeopática que viene en presentaciones de pomada o supositorios.

·Tintura madre de Paeonia officinalis en pomada al 4%

Se aplica 2 veces al día, sobre las hemorroides complicadas con fisuras anales, con o sin presencia de hemorragias.

· Hidrosol de Hammamelis virginiana

Es un preparado homeopático con propiedades antiinflamatorias, astringentes y antioxidantes que mejora las molestias producidas por las hemorroides. Aparte de eso, se utiliza para el tratamiento de muchas otras lesiones en diferentes áreas del cuerpo, como heridas post afeitado, uñas encarnadas, psoriasis, eccema, ampollas, grietas, picaduras de insectos y demás lesiones de la piel.

Otras consideraciones importantes

A pesar del tratamiento homeopático para las hemorroides, es indispensable que pongamos en marcha otras medidas en conjunto, para potenciar la efectividad de la homeopatía, hacer perdurar sus efectos en el tiempo y garantizar hábitos de vida que prevengan, curen y eliminen el problema de las hemorroides de nuestras vidas, como son:

  • Cuidemos nuestra alimentación diariamente, garanticemos la ingesta de frutas, alimentos ricos en fibra, vegetales y el resto de alimentos saludables, para así poder realizar digestiones adecuadas, evitar los problemas gastrointestinales y el estreñimiento, entre otros trastornos causantes de hemorroides. Por otra parte, el consumo de alimentos basura, muy condimentados, picante excesivo, procesados, aditivos químicos, empeoran las hemorroides.
  • Tomemos 8 vasos con agua al día, eso favorecerá nuestra hidratación, la buena digestión y la consistencia pastosa de las heces.
  • Evitemos el estrés y la ansiedad, alejemos de nosotros dentro de lo posible, aquellos factores que nos perjudican y producen estados de agitación, intranquilidad o desequilibrio de nuestro organismo.
  • Practiquemos alguna actividad o ejercicio físico cotidianamente, el mantenernos activos y en movimiento influye positiva sobre todas nuestras funciones y capacidades. Entre un largo listado, está el hecho de que contribuye a favorecer la función intestinal, la circulación sanguínea, un mejor funcionamiento cardíaco, etc. En consecuencia, ayuda a evitar las hemorroides.
  • Asear bien nuestra área genital, realizar baños de asiento y colocar compresas frías son estrategias acertadas para producir alivio local.
  • ¡Finalmente, un trabajo en equipo! Como casi todo, el tratamiento de las hemorroides, se trata de un tema multidisciplinario. Es decir, en conjunto, donde debemos atacar todas las posibles causas que nos están afectando. A su vez, que tomamos los excelentes medicamentos que la homeopatía para las hemorroides nos ofrece, y así podemos estar seguros de que nos libraremos de las molestias que la enfermedad hemorroidal nos produce.

Precauciones

Los remedios homeopáticos, a veces son sustancias tóxicas muy diluidas prescritas a dosis no tóxicas, por lo que es necesario que sean indicados de preferencia por un médico homeópata, y no por cualquier persona  sin preparación ni calificación para ello.

 No deben tomarse sustancias consideradas antídotos, porque pueden eliminar el efecto de la homeopatía para las hemorroides, por ejemplo, los fármacos de la medicina tradicional, el alcohol, el café, menta, alcanfor, entre otros. Éstos pueden estar presentes en alimentos procesados de consumo diario, en cremas dentales, lociones, condimentos, entre otros.

En general, la medicina homeopática y, en éste particular, los tratamientos de la homeopatía para las hemorroides, deben manipularse cuidadosamente, debido a que pueden llegar a contaminarse si son operados con las manos sin los debidos cuidados de asepsia y antisepsia, poniendo en riesgo su adecuado estado.

Testimonios:

 

Páginas sugeridas:
loading...

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies