Adelgazar naturalmente tomando agua sin necesidad de dietas ni ejercicios


Las dietas para bajar de peso se encuentran por cientos (o miles, quizás) en internet. Muchas de ellas, poco recomendables.
Algunas, ofrecen una disminución considerable de peso en corto tiempo, lo que no es aconsejable. Pero, dietas para adelgazar naturalmente, son relativamente pocas las que podremos encontrar.
Claro está, que es necesario precisar previamente qué se entiende por adelgazar “naturalmente”. Este concepto, cuando se le utiliza en función de la pérdida de peso, no es más que disminuir los kilos de más dejando que el metabolismo se vaya desarrollando sin suministrarle ningún tipo de cambio dietario, más que la saludable agua.
¿Qué es más natural que el agua? Recuerda que, en un inmenso porcentaje, tu cuerpo está compuesto de agua.
Entremos, ahora sí, en materia. Es importante precisar que no existe una fórmula rígida sobre la cantidad de agua que deberán tomar diariamente “todas” las personas, pero no se debe exagerar como en la dieta del agua.
Es más que lógico, por ejemplo, que una persona sedentaria y de baja talla no deberá consumir la misma cantidad de agua para adelgazar que otra persona de talla media que se ejercite regularmente.
Sin embargo, son muchos los que intentan estandarizar la cantidad adecuada, aunque con una gran disparidad de criterios puesto que algunos recomiendan, por ejemplo, ingerir un litro y medio de agua al día.
Otros hablan de que, para adelgazar naturalmente, es necesario ingerir entre dos y tres litros diarios. Lo cierto del caso es que una persona media (de talla normal, con una actividad laboral normal y con hábitos alimenticios normales), debe tomar entre 6 y 8 vasos de agua diarios.
Es lo que recomiendan la mayoría de colegios y asociaciones de médicos y nutricionistas de todo el mundo y desde hace varias décadas ya.
Ahora, si se trata de agua filtrada o ionizada muchísimo mejor porque, además de conducir a la disminución de peso, contribuye con otros beneficios para el organismo a los que en otros post nos referiremos.
En el mismo orden de ideas digamos que, cuando no se ingiere una buena cantidad de agua a diario, los riñones se acostumbran a trabajar lentamente, obligando al hígado a desarrollar sus procesos metabólicos con más rapidez e intensidad.Adelgazar naturalmente tomando agua sin necesidad de dietas ni ejercicios
Y resulta que el hígado es, precisamente, uno de los órganos más importantes para “quemar la grasa” que se ha acumulado en el cuerpo.
Plasmamos esta expresión entre comillas, aunque no es la más adecuada, en aras de un mejor entendimiento de parte del lector.
Todas estas variables se conjugan para que el cuerpo acumule más depósitos de grasa progresivamente y, especialmente, en el abdomen, las caderas y las piernas (principalmente en las mujeres).
Así pues que, para adelgazar naturalmente, es necesario tomar más agua de la que están habituadas la gran mayoría de las personas. De esa manera, no tendrán que someterse a monótonas y aburridas dietas ni a extenuantes jornadas de ejercicios.
El estrés, tan característico de la vida actual, genera dos tipos diferentes de cuadros de ansiedad: la crónica y la estacional (por momentos). Ambas conducen a la mayoría de la personas a comer compulsivamente.
La crónica es la patología más delicada de entre las dos, por lo que requiere de tratamiento psicológico y/o psiquiátrico.
Pero, aun padeciendo de esta anomalía, el agua producirá buenos resultados dado que la sensación de saciedad será permanente durante todo el día. Una buena técnica para adelgazar naturalmente, se trata de tomarse un vaso de agua diez minutos antes de cada comida.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario