En general, en todos los países la pirámide nutricional ha sufrido modificaciones. Particularmente, en España, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria fue incorporando un protocolo de alimentación saludable, reestructurando y avanzando así, hacia una nueva pirámide nutricional.

Elementos de la nueva pirámide nutricional

Recomendando varios elementos cardinales:

  • La ingesta de 5 comidas diarias.
  • Que los alimentos provistos en cada comida sean lo más variado posible.
  • Garantizar en cada comida alimentos funcionales, saludables con valor nutritivo para el organismo.
  • Recomienda el consumo moderado puntual de alcohol de baja graduación.
  • Son guía fundamental la variedad, el equilibrio y el consumo en cantidades adecuadas en la distribución de las raciones.

Valor de la utilidad funcional de los alimentos

En la actualidad, se ha venido concienciando sobre la necesidad del consumo de alimentos funcionales para prevenir, mejorar y curar enfermedades. En definitiva, ya existe el concepto acertado de comer sano para mantenerse saludable. De éste modo, ya es conocido desde la antigüedad, las propiedades de muchos alimentos para actuar sobre las funciones en nuestro organismo.

 Por ejemplo, favoreciendo la actividad del sistema inmunológico, previniendo la obesidad y el cáncer, retardando procesos de envejecimiento, protegiendo órganos como cerebro, corazón, hígado, páncreas, reponiendo sustancias esenciales para las funciones de las células como hierro, folatos, entre otros. 

Otro de los puntos importantes en la nueva pirámide de los alimentos es que va más allá de la tradicional presencia de los macronutrientes, carbohidratos, proteínas y grasa. Sino que presenta por primera vez, especial interés con la introducción de los suplementos nutricionales bajo la monitorización médica, cuyo objetivo fundamental, es proveer los grandes beneficios de los superoxidantes, las vitaminas. Haciendo especial énfasis en la vitamina D que es particularmente, necesaria en recién nacidos y niños de todas las edades, ancianos y personas con escasa exposición a la luz solar, los minerales, los bioflavonoides y otros micronutrientes esenciales.

De la antigua pirámide a la actual queda una importante reflexión de salud

Y es que hay elementos en la nutrición, que fueron revisados y actualizados inicialmente en las guías de dieta para los americanos, elaboradas en el 2005 por el Departamento de Agricultura de EE.UU. Posteriormente, en 2017 la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, realizó una adaptación, presentando los parámetros alimentarios para la población de España, ajustando los patrones a la dieta mediterránea.

Entonces, es importante que conozcamos que la nueva pirámide conserva seis niveles o grupos de alimentos, desde su base a su vértice.

Diferencias entre la antigua y la nueva pirámide

Así, las diferencias más relevantes se encuentran en el primer grupo, formado ahora por el agua y otros elementos que no son comida. Pero, que son indispensables y nutren nuestra salud diariamente, como el ejercicio, la salud mental y emocional. Estos factores en la antigua pirámide no habían sido considerados.

Igualmente, ocurre con el siguiente o segundo nivel de la pirámide que está conformado por los cereales y derivados. Cuya función principal es aportarle energía de forma rápida a las células y tejidos. Por lo que son indispensables en nuestra alimentación, pero, podemos encontrar los cereales refinados y los cereales integrales. He allí, la diferencia más importante y que fue tomada en cuenta en la nueva pirámide.

Integrales Vs. Refinados

Fundamentalmente, radica en hacer referencia en que debemos preferir los cereales integrales. Ya que, son como todo, debemos partir del principio de preferirlos en su estado natural. De esa manera, no estarán refinados que son los que pueden llegar a perjudicar nuestra salud. Y esto se debe a que han sufrido como su nombre lo dice un proceso de refinación, industrialización y/o procesado. Lo que le quita parcial o totalmente su valor nutritivo y su capacidad de ser funcionales para nuestro cuerpo.

Por ejemplo, los cereales integrales son una fuente muy rica de fibra y de vitaminas de complejo B, hierro, fósforo, magnesio, zinc, manganeso, selenio, entre otros. Mientras que los cereales refinados carecen de ellos y muchas veces, más bien son enriquecidos por las empresas de alimentos que los fabrican. Porque, terminan siendo proveedores solo de un macronutriente (carbohidrato), pero pierden su contenido esencial de micronutrientes (vitaminas, minerales y otros oligoelementos).

Por eso, los cereales refinados, por lo general, comienzan a traer problemas. Como por ejemplo, incremento excesivo de los valores de glicemia en la sangre, crean estímulos a nivel cerebral, en el centro del hambre, conllevando a su consumo excesivo, en consecuencia a la obesidad y a los problemas metabólicos.

Razón suficiente, para que en la nueva estructura de la pirámide alimentaria sea un tema de primera plana, llevando a la población a estar informada de la relación directa con muchas enfermedades crónicas graves con las que se relaciona, como el hiperinsulinismo, Diabetes mellitus, hipotiroidismo, enfermedades cardiovasculares.

Además, otros problemas que pueden ocasionar los cereales refinados son la intolerancia al glúten, celiaquías y otros trastornos digestivos. En definitiva, la actualización de dicha pirámide se establece como meta, crear conciencia acerca de la importancia de la alimentación.

Micronutrientes en la cima

Finalmente, la cúspide o cima de la nueva pirámide en España, incluye los suplementos multivitamínicos. De ese modo, hace aparecer el aporte externo de complementos nutricionales, orientados a que aporten superoxidantes al organismo. Debido a que, está comprobado que actúan contra los radicales libres y contribuyen con todas las funciones vitales de nuestras células.

Hay que dejar claro que su papel es la suplementación y no la sustitución de ningún tipo de alimentos, por lo que deben ser tomados de manera complementaria.

Una pirámide con presentación renovada bien pensada y estructurada

En la nueva pirámide nutricional, encontraremos que plantea por primera vez como base de una adecuada nutrición, la alimentación por medio de la hidratación, dado que entre un 60 a 70% de nuestro cuerpo está formado por agua. Pero, también de aquellos elementos que sin ser alimentos nos nutren como seres humanos, formando parte vital de un estilo de vida saludable, como la actividad física, el equilibrio y la salud psicoemocional.

A continuación, te presentamos los niveles de una nutrición completa y saludable

Micronutrientes

Suplementos nutricionales, complementos multivitamínicos (vitamina A, vitaminas del complejo B, Vitamina C, Vitamina D, vitamina E, vitamina K), bioflavonoides, minerales (zinc, magnesio, calcio, etc.), oligoelemetos.

Alimentos de consumo ocasional

Carnes rojas, embutidos, procesados cárnicos. Además, vino u alguna otra bebida de baja graduación de manera opcional, puntual, moderada y ocasional en las personas adultas. Entre otras cosas, por su importante contenido en taninos, flavonoides, aminoácidos, vitaminas, sales minerales, entre otros. Luego, de forma más ocasional debemos distribuir toda la bollería y snacks.

Proteínas

En éste grupo encontraremos los lácteos y sus derivados, leche, quesos, yogur. Carnes blancas como pollo, pavo, cerdo, conejo, pescado, entre otras. También, huevos, legumbres y frutos secos. La sugerencia es el consumo de cualquiera de los alimentos de este grupo de 1 a 3 veces al día. De preferencia los descremados y/o desnatados.

Las frutas, vegetales y aceite de oliva virgen extra

Se ubican en éste nivel con la finalidad de otorgarle un lugar importante porque representan el nivel de los superoxidantes. Dado que, sus propiedades son indispensables para las funciones vitales de las células. Es recomendable, consumir frutas 3 a 4 veces al día, diferentes vegetales, verduras u hortalizas 2 a 3 veces al día y añadir aceite de oliva virgen extra crudo a las comidas que entre otras cosas, es una fuente natural de vitamina E, fosfolípidos y ácidos grasos libres. O lo que es lo mismo, de éste grupo debe haber una ración en cada una de las 5 comidas diarias.

De tal modo, que en éste grupo le da especial importancia a los micronutrientes que el organismo necesita diariamente, como las vitaminas liposolubles, las vitaminas hidrosolubles. También, los minerales como hierro, calcio, magnesio, fósforo, zinc, potasio, sodio, cloro, yodo, cobalto, azufre, manganeso, flúor y selenio. Y por último, otros elementos vitales como los bioflavonoides y otras sustancias superoxidantes.

Carbohidratos o hidratos de carbono

Aquellos alimentos que están conformados por moléculas biológicas de hidrógeno, oxígeno y carbono. Cuya función, es aportar energía rápidamente de forma estructural a las células del organismo. Por lo que, debemos consumirlos todos los días y la ración más importante es la primera del día. En éste nivel debemos incluir arroz, pastas, patatas, legumbres frescas, diferentes harinas (de trigo, maíz, espelta, entre otros) y panificados.

La base que sustenta toda la nueva pirámide nutricional

Se encuentra conformada por el conjunto multidisciplinario de factores que contribuyen a garantizar la mejor calidad de vida. Como lo son el consumo de 8 vasos de agua al día, la realización de por lo menos 1 hora diaria de ejercicio, equilibrio psicoemocional y salud mental, el mantenimiento de un peso corporal adecuado y la preparación saludable de los alimentos.