Cómo perder 1 kg en 10 días

Un kilo. ¿Qué es un kilo realmente? Subirlo es muy fácil, bajarlo no tanto. Sobre todo en la época navideña que nos espera con las puertas abiertas y los platos repletos de comida (y las copas llenas de bebida).Pinterest2 Pero si realmente nos lo proponemos solo nos supondrá un pequeño esfuerzo en nuestra rutina alimentaria diaria para conseguirlo, además de aumentar un poco el ritmo en el deporte. Partiendo de que tan solo quieres bajar un kilo, eso quiere decir que te mantienes, que comes adecuadamente y que practicas regularmente deporte; y que por tanto… solo necesitas un empujón, ciertos detalles que controlar para que ese kilo que tanto te molesta desaparezca. Un dietista no será necesario, aunque siempre es recomendable si lo que quieres es llevar una dieta sana y adecuada a tus necesidades. Pero volviendo a perder ese kilo en diez días, ¿lo intentamos? Pues presta atención a los dos pilares fundamentales para conseguirlo:

Alimentación

Pinterest1

–          Más fruta y verdura: obvio, ¿no? El número de calorías que la fruta y la verdura aportan a nuestro cuerpo es mucho menor que los alimentos con mucha grasa, ¡o los fritos! La verdura te aportará la fibra necesaria para que no piques entre horas, además de que te permitirá tener más energía a la hora de hacer deporte. Y, por supuesto, tomarás más agua, que como verás más adelante es imprescindible. Por otra parte, no se trata de que todas tus comidas sean exclusivamente fruta y verdura, sino que tienes que complementarlas con huevos, carnes magras y pescados; eso sí, acompañados siempre de ensaladas o salteados de verduras.

–          Prohibidas las pastas refinadas y el pan blanco: para conseguir bajar ese kilo deseado, el pan, las patatas, el arroz y la pasta deben desaparecer de tu dieta diaria. A la semana, pues tampoco tratamos de imponer una dieta estricta, podrás introducirlos, pero de harinas sin refinar o integral.

–          Bebe mucha agua (y olvida el resto de bebidas): tu hidratación debe depender exclusivamente de la ingesta de agua, pues optar por refrescos solo supondrá incrementar la dosis de azúcar. Deja de lado las bebidas carbonatas, isotónicas y, por supuesto, el alcohol, pues engordan más de lo que te crees. Agua, agua y agua (a la que puedes añadirle una rodaja de limón si no eres capaz de beberla regularmente); o té o infusiones (¡pero sin echarles azúcar!).

–          ¿Es realmente hambre? ¿O es sed? Comemos por gula, por aburrimiento o porque sí. Pero ¿tenemos realmente hambre? Si haces todas las comidas no es necesario picar entre horas; tu cuerpo no lo necesita. Y a veces es simplemente sed. ¿Y cómo lo podemos saber? Si por ejemplo has comido hace un par de horas y de pronto te asalta la sensación de hambre piensa en un gran plato de comida. ¿Te apetece realmente? ¿No? Entonces tal vez tengas solo sed. Bebe agua.

–          No te saltes ninguna comida: pues solo así llevarás una dieta equilibrada. Si te saltas alguna de las comidas solo conseguirás llegar a la siguiente con un hambre voraz y acabar por devorarlo todo. Sé consecuente y espacia las comidas. Recuerda: hay que comer hasta cinco veces al día; eso sí, saludablemente (desayuno, la fruta de media mañana, comida, merienda y cena).

–          El picoteo y las chucherías no están permitidos: pues solo te aportarán azúcar, lo cual debemos evitar si lo que queremos es bajar de peso. Y si te asalta un hambre incontrolable, opta mejor por una fruta.

Deporte

Pinterest3

–          Cardio: muévete un mínimo de treinta minutos al día para quemar esas calorías que estás tratando de bajar. Nada, corre, sal con la bici a pasear o apúntate a una clase de spinning, aeróbic o aquello que más te guste y te haga sudar. Y si no sueles hacer deporte, bastará con que andes a un paso rápido durante esos treinta minutos. Y si ya te mueves, aumenta el tiempo de la actividad o la dureza del ejercicio.

–          Muscula: no te asustes, no tratamos de hacerte levantar pesos imposibles. Lo decimos porque a mayor músculo menos calorías. Tampoco hace falta apuntarse al gimnasio, tan solo hacer unos ejercicios que te permitan estar en forma y sacar músculo: fondos, sentadillas y abdominales. Empieza con las más sencillas y modifica el nivel del ejercicio cuando vayas dominándolas. No es tan fácil como parece, pero acabará por gustarte eso de estar más fuerte.

Fuente de las imágenes pinterest

Sigue leyendo más en pierdepesoencasa.com
loading...

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies