Esguince de tobillo: ¿Qué debes hacer y cómo tratarlo en casa?

Si eres de las personas que le gusta practicar algún deporte, debes tener cuidado de sufrir alguna lesión que pueda afectar tu aparato locomotor y que te impida efecturar tus actividades o hasta te impidan caminar. Algunos de estos entrenamientos pudieran ser la carrera, el spinning, el aeróbic y el step. El tobillo es uno de los que puede sufrir alguna lesión en los ligamentos y llevarte a sufrir de enguinces.

Estos entrenamientos, exigen un gran esfuerzo y te pueden ocasionar un esguince de tobillo. Por lo tanto, es indispensable que sepas evitar los enguinces de tobillo y saber qué puedes hacer en caso sufrir estas lesiones en los ligamentos del pie. Asi mismo, te decimos las formas de recuperarte lo más pronto en caso de enguinces y proteger los ligamentos.

¿Qué es un esguince de tobillo?

Los esguinces de tobillo son una lesión que ocurren durante el estiramiento de un ligamento o o varios ligamentos.  Si bien los enguinces puede ocurrir en cualquier articulación, los enguinces resultan más frecuentes a nivel de la articulación de los tobillos. Estas lesiones del pie se presentan en distintos grados y aquí encontrarás consejos para el tratamiento de los enguinces de tobillo.

En este caso, el enguince se trata de una lesión que ocurre al llevar a cabo un movimiento de inversión o eversión forzada del pie. Es decir, doblarlo hacia adentro (inversión) o hacia afuera (eversión).  Los enguinces son productos de situaciones como pisar mal con el pie al bajar una escalera, caer de forma errónea tras un salto o por el uso de zapatos de tacón muy alto. También, se puede sufrir un enguince durante la práctica de los deportes mencionados anteriormente.

Los enguinces se reconocen por la presencia de dolor, hinchazón e incluso un moretón cerca de la prominencia de los tobillos, con más frecuencia la externa.  Durante este tiempo, es posible que haya limitación para caminar por dolor, debido al estiramiento de los ligamentos.

Como curar un esguince de tobillo

Los consejos para curar los enguinces de tobillo son muy importantes de seguir. Se debe suspender la actividad física y hacer reposo. Cuando los enguinces son  aparatosos, el ligamento sufre y los síntomas son muy intensos ocasionando dificultad para caminar. Por tanto, se hace necesario consultar al médico para determinar el grado de afectación de los ligamentos.

Cuando existe un enguince, es posible que el tobillo deba ser inmovilizado y que además tengas que usar una férula e incluso muletas para poder deambular.  Estos dispositivos buscan disminuir la carga sobre la articulación afectada.

La cirugía suele ser necesaria pocas veces para tratar los enguinces de tobillo. Su uso se encuentra indicado cuando los esguinces son de tercer grado. Esto es, cuando el ligamento del tobillo se rompe o desgarra por completo y hay que reconstruirlo, como parte del tratamiento.

¿Cuánto dura un esguince de tobillo?

La convalecencia durante los enguinces depende de varios factores, entre ellos la magnitud o grado de la lesión en el tobillo.

Otro factor importante en los enguinces es el inicio del tratamiento y el cumplimiento del reposo. Mientras más tempranamente inicies el tratamiento más rápido terminará será recuperación del enguince. Igualmente, en la medida que el tobillo permanezca en reposo, los tejidos tendrán la oportunidad de cicatrizar y repararse más prontamente.

Aquí hay que hacer un paréntesis.  El reposo en caso de enguinces se refiere a los esfuerzos y al apoyo, más no tiene que ver con detener los movimientos del pie. Lejos de esto, la movilización temprana del pie ayuda a que la recuperación del enguince sea más rápida y completa.

En los enguinces, el reinicio temprano de la actividad rutinaria o al entrenamiento puede llevar a que ocurran nuevos desgarros o distensiones de los ligamentos lesionados, con lo que echaras para atrás.

Por lo general. después de los esguinces leves de tobillo, la reparación del ligamento puede tardar de 15 a 20 días.

¿Cómo curar un esguince de tobillo en casa?

En el caso de los esguinces de grados leves puedes poner en práctica algunos consejos y tratamientos que te ayudaran a recuperarte sin salir de casa, para saber qué hacer y qué evitar:

  • Suspende la actividad física por completo, durante un tiempo.
  • Inmoviliza el tobillo afectado, para ello puedes usar una tobillera o aplicar un vendaje (más adelante te explicamos como hacerlo).
  • Evita apoyar el pie, a fin de cuidar los ligamentos y articulaciones del tobillo.
  • Durante las primeras 48 horas tras lesión aplica frío local o hielo. Después de este tiempo cambia a calor.
  • Mantén la pierna levantada el mayor tiempo que sea posible.
  • Realiza ejercicios de flexión – extensión y rotación del pie. Estos ejercicios deben iniciarse lo antes posible y hacerlo varias veces al día.
  • Puedes hacer un masaje suave sobre el tobillo afectado, pero ten cuidado de no hacer movimientos bruscos en el pie a fin de no empeorar el enguince.
  • Aplica algún antiinflamatorio en crema sobre la zona adolorida. Puedes usar árnica o una crema a base de diclofenac o ketoprofeno (no la uses si eres alérgico a alguno de estos componentes).
  • Cuando comiences a caminar hazlo de forma progresiva. También, procura usar la tobillera por dentro del calzado o usa un zapato tipo bota o botín que le dé más estabilidad al pie afectado por el enguince.

¿Qué tratamiento usar para los esguinces de tobillo?

Los medicamentos a usar para tratar los enguinces dependerán de los síntomas y del grado del enguince.

Para el dolor del enguince, lo ideal es usar agentes físicos como el frío o hielo y el calor seguidos por una pomada a base de algún anti inflamatorio.  Si el dolor es muy intenso, después puede complementarse con un tratamiento analgésico anti inflamatorio por vía oral (del tipo ibuprofeno, diclofenac o ketoprofeno).

Cuando además de dolor e inflamación hay moretones (equimosis), es muy útil aplicar pomadas de árnica, pudiera ser dos veces al día.  Este compuesto es efectivo para reabsorber los moretones y los hematomas, producto del enguince.

¿Cómo desinflamar un esguince de tobillo?

Después de los enguinces suele aparecer la inflamación del tobillo. Esta es producto de la dilatación de los vasos sanguíneos que buscan llevar a la zona afectada nutrientes y células encargadas de iniciar el proceso de reparación.

Por esta razón, no es recomendable suprimir por completo el proceso inflamatorio.  Lo ideal es modularlo, es decir, dejar que se lleve a cabo de forma controlada.

Las medidas ya descritas para tratar los enguinces son de gran utilidad para desinflamar los tejidos, permitiéndoles ser reparados.

Técnica para vendar un esguince de tobillo

Una de las medidas a adoptar cuando hasy enguinces es la inmovilización. Una buena forma de hacerlo es aplicando un vendaje. Existen muchas formas de aplicar un vendaje.

Anteriormente se usaban los vendajes circulares, sin embargo estos permiten el movimiento lateral del tobillo por lo que no son muy convenientes.

Más recientemente se están usando los vendajes funcionales, también conocidos como taping. Este tipo de vendajes limita los movimientos laterales del tobillo permitiendo que se hagan los de flexo-extensión. 

Esto contribuye a iniciar la rehabilitación de forma temprana con lo que se resuelve más rápido cualquier lesión músculo esquelética, incluyendo en este caso el esguince de tobillo.

Para aplicar un vendaje funcional necesitarás una venda no elástica y un adhesivo.

En este video se explica claramente cómo realizar un vendaje funcional en caso de enguinces:

¿Qué es mejor para un esguince de tobillo: frío o calor?

El frío y el calor son grandes aliados a la hora de tratar cualquier lesión músculo esquelética, como los enguinces.  Cual usar dependerá de cuánto tiempo haya trascurrido desde que ocurrió la lesión.

  • Frío. El frío o hielo debe colocarse sobre la zona adolorida desde el inicio de la lesión.  El hielo debe aplicarse por periodos de 5 a 10 minutos cada 4 horas.  Puedes hacerlo con una compresa de gel o directamente con el hielo teniendo cuidado de moverlo.
  • Calor.  Al cabo de las 48 a 72 horas tras la lesión es el momento de pasar al calor.  Lo ideal es aplicar calor húmedo proveniente de colocar una compresa humedecida en agua tibia o caliente sobre la piel. Esto puede hacerse varias veces al día por espacio de 15 a 20 minutos.

Te puede interesar:
Para obtener mayor información sobre los beneficios y la forma correcta de usar el frío y el calor puedes leer el siguiente artículo.

Ante un dolor que es mejor: ¿Frío o calor?

Páginas sugeridas:
loading...

2 Comments

  1. ALBERTO B.
    • Dra. Maria Paz De Andrade

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies