Esguince de rodilla: Qué es y cómo puedes tratarlo en casa

Un esguince es un tipo de lesión deportiva en la que se produce la distensión, estiramiento o incluso el desgarro de un ligamento.  Es una lesión muy dolorosa que ocurre como consecuencia de un traumatismo o un esfuerzo brusco. Cuando ocurre en la articulación de la rodilla se denomina esguince de rodilla.

¿Qué es un esguince de rodilla?

Un esguince de rodilla es la lesión caracterizada por el estiramiento traumático de los ligamentos de la rodilla.

La rodilla es una articulación compleja en la que cuatro huesos se unen por varias estructuras, entre ellas se encuentran cuatro ligamentos: los ligamentos colaterales que son dos, uno medial (interno) y otro lateral (externo) y los ligamentos cruzados que también son dos,  uno anterior y otro posterior.

La función de estos ligamentos es mantener unidos y alineados los huesos que conforman la articulación de la rodilla.  Cuando los ligamentos se encuentran lesionados ocurre una situación en la que se produce inestabilidad articular, que favorece la aparición de nuevas lesiones.

Esguince de rodilla

¿Cómo saber si tengo un esguince de rodilla?

Los esguinces no son lesiones espontáneas, por lo que es fácil sospecharlos cuando aparece un dolor muy intenso en la rodilla luego de un movimiento brusco, un traumatismo directo o un esfuerzo.

Una de las causas más comunes de esguince en la rodilla es llevar al ligamento más allá de su capacidad máxima de estiramiento.  Esto puede ocurrir al caer sobre las rodillas mientras estas se encuentran flexionadas, o al hacer un giro del cuerpo mientras se mantienen los pies apoyados en el piso, esto último origina una torsión de los ligamentos.

Si luego de realizar algún movimiento como estos, se presentan molestias como dolor intenso que empeora al tocar o hacer presión, limitación para la movilización o hinchazón en la rodilla, es probable que hayas sufrido un esguince.

Cuando el ligamento se desgarra ocurre además una pequeña hemorragia en los tejidos, lo que puede ocasionarte un hematoma o un moretón.

Tipos de esguince de rodilla

Los esguinces de la rodilla pueden ser de tres tipos, esto dependerá del grado de la lesión ocurrida.

  • Esguince grado 1. En el esguince de primer grado ocurre solo un estiramiento del ligamento.  Esta lesión no es seria y se resuelve en pocos días si se sigue un tratamiento adecuado.
  • Esguince grado 2. Este tipo de lesión implica que hubo la ruptura o desgarro de algunas fibras del ligamento. Es una lesión de mayor gravedad que el esguince de primer grado.
  • Esguince grado 3. Se trata de un esguince severo. En este caso ha ocurrido la ruptura total del ligamento y el tratamiento se basa en una cirugía para unir sus extremos.

Esguince del ligamento lateral interno de la rodilla

El ligamento medial o colateral interno de la rodilla se lesiona con frecuencia en los casos en los que la rodilla recibe un golpe en su cara externa o también cuando el golpe ocurre en la parte interna del tobillo. Esto es muy común en deportes como el fútbol.

En ambos casos el esfuerzo lleva a que se estire el ligamento de la parte interna de la rodilla ocurriendo el esguince.

Esta lesión puede acompañarse de lesiones asociadas en el menisco interno y en el ligamento cruzado.

Tiempo de recuperación de un esguince de rodilla

El tiempo de recuperación de un esguince de rodilla es variable.  Depende primordialmente del grado de la lesión.

En el caso de esguinces leves en donde no hay desgarro del ligamento es posible que la recuperación sea completa en unas dos a tres semanas.

Los esguinces en donde hay ruptura de las fibras del ligamento pueden ameritar un tratamiento más largo, en especial en las personas que realizar algún tipo de deporte. Estamos hablando de un tiempo de 8 a 12 semanas.

¿Cómo curar un esguince de rodilla?

Una vez que se produce un esguince en la rodilla es importante llevar a cabo una serie de acciones con la finalidad de garantizar una rápida y completa recuperación, estas incluyen:

  • Reposo.  Es necesario suspender la actividad física y hacer reposo absoluto las primeras 48 horas tras lesión, que es el momento en el que hay mayor inflamación.
  • Aplicar hielo local.  El mejor aliado de las lesiones deportivas es el hielo.  Este medio físico ayuda a disminuir tanto el dolor como la inflamación, ayudando a una más rápida recuperación.
  • Rehabilitar.  La fisioterapia permite lograr una recuperación más completa y en menor tiempo. Esto ocurre gracias a la implementación de una serie de ejercicios que ayudan a desinflamar la rodilla así como a fortalecer los músculos lo que le da una mayor estabilidad a la articulación.
  • Inmovilizar.  La inmovilización ayuda a que el ligamento se desinflame y vuelva más rápidamente a su tamaño original. El uso de una rodillera es de ayuda cuando se comienza a  apoyar y caminar, debe mantenerse en las fases iniciales cuando se reinicia la actividad física tras una lesión.
  • Medicación.  En algunos casos es posible que el médico indique medicamentos anti inflamatorios para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.  Estos pueden usarse en forma tópica como pomadas o tomados por vía oral. Los anti inflamatorios debe usarse con cuidado ya que la inflamación es un proceso necesario para que ocurra la reparación del daño del ligamento.

Como curar un esguince de rodilla

Tratamiento casero para el esguince de rodilla

En el caso de un esguince leve es posible manejar un esguince en casa.

Desde el primer momento debes aplicar hielo sobre la rodilla de 5 a 10 minutos varias veces al día y evitar apoyar la pierna o caminar las primeras 48 horas. Lo ideal es que permanezcas con la rodilla en alto y de ser posible inmovilizada con un vendaje o una rodillera.

Al tercer día, de acuerdo con la magnitud del dolor y la inflamación, debes seguir con el hielo pero ya pudieras hacer algunas movilizaciones de la articulación como se muestran en el video que encontraras en el apartados obre ejercicios para el esguince de rodilla.

A partir de allí puedes iniciar un ciclo de automasajes en sentido transverso al ligamento.  Para ello debes mover los dedos desde la parte posterior de la rodilla hacia la rótula, lo que debes alternar con actividades para fortalecer el cuádriceps con o sin peso.  Los ejercicios deben incluir solo movimientos de flexión y extensión de la rodilla.

Ejercicios para el esguince de rodilla

Tras un esguince, los ejercicios constituyen un importante estímulo para que las fibras del ligamento se recuperen adecuadamente.

La distribución de las fuerzas es un estímulo importante  a la hora de reparar un esguince.  El colágeno se distribuye en el sentido de más carga por lo que el ejercicio es necesario para orientar el proceso de formación de las nuevas fibras

En el siguiente video encontraras los ejercicios que debes hacer para rehabilitar un esguince de rodilla en casa.

Consecuencias de un esguince de rodilla mal curado

Cuando un esguince de rodilla no se trata de forma adecuada puede ocurrir el daño permanente del ligamento lo que lleva al desarrollo de inestabilidad articular.  Esta inestabilidad favorece que ocurran nuevos esguinces.

En la mayoría de los casos este tipo de lesiones recurrentes pueden ameritar una cirugía para reconstruir el ligamento y darle nuevamente estabilidad a la articulación.

Otra consecuencia de un esguince de rodilla mal curado es el daño a estructuras vecinas como los nervios, lo que puede ocasionar la aparición de una condición llamada dolor crónico.  Esto lleva a que aunque con el tiempo el ligamento se repare, la persona seguirá sintiendo dolor en la zona. En ocasiones el dolor  se mantiene por muchos años y llevando a la necesidad de usar medicamentos para aliviarlo

Páginas sugeridas:
loading...

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies