¿Por qué unos engordan más y otros menos?


A veces nos encontramos con amistades que lucen radiantes, delgadas y a pesar del tiempo, de los hijos y la rutina mantienen la talla y muchas veces hasta han  mejorado su aspecto. Inmediatamente surge la comparación entre lo holgado de sus vestimentas y los botones a punto de estallar por parte nuestra. En ese momento queremos acercarnos no sólo para recuperar el tiempo perdido y actualizarnos en nuestras vidas sino para sacar ese secreto de porqué están menos gordos que nosotros y casi sorpresivamente nos damos cuenta que no suprimen las comidas como pensábamos. ¿Qué influye entonces para que unos engorden más y otros menos ?

Descartar, comparar, descifrar

Son muchos los indicadores que pueden repercutir a la hora de determinar por qué unos engordan más y otros menos. A continuación te mostramos cuatro indicadores que pueden responder esta interrogante:

Primer Indicador: Misma cantidad de comida

Si al comparar las cantidades de comidas de los que más y menos engordan te das cuenta que estamos hablando de la misma cantidad, pues debes descifrar las horas en que se consumen cada clase de comida: proteínas, carbohidratos, grasas, lácteos y si existen rutinas de ejercicios que ayudan a quemar las grasas ¿Por qué unos engordan más y otros menos?y azúcares ingeridos. Recuerda que las proteínas pueden consumirse hasta tres veces por día pero la cantidad de grasas y carbohidratos debe ser regulada, consumiendo la mayor cantidad de ellas en las primeras horas de la mañana.

Segundo Indicador: Cantidad de comida mayor en los que menos engordan

Muchas veces notamos que existen personas que ingieren cantidades mayores de comida manteniendo su peso y sin embargo otros son menos afortunados y lo poco que comen se transforma en kilos extras. En este sentido, debemos asegurar la calidad de lo que se consume. Jugar con el tipo de comida es fundamental para que ésta no se vuelva en tu contra. Consumir grandes cantidades de vegetales, frutas, granos y cereales no afectarán tu peso. La ingesta de frutas ayudará a depurar toxinas y ayudará a sustituir la azúcar refinada por el azúcar natural. Los granos aportan el mismo contenido nutricional que las carnes y son más sanos y las horas en que consumas cereales definirán si son aliados y enemigos, aprovecha de estos la fibra que pueden aportar.

Tercer Indicador: Problemas Endocrinos, hormonales y hasta hereditarios

Si tienes predisposición para tener valores elevados de colesterol y triglicéridos debido  a la herencia o haz desarrollado problemas hormonales o endocrinos no vale comparación alguna. Por más que te esfuerces en dietas, debes solucionar de antemano la situación extra que contribuirá a que adquieras más peso que otros. En este particular es vital la búsqueda de expertos que ayuden a controlar tus niveles.

Cuarto Indicador: Programación para percibir y  enfrentar situaciones

Existen padres que cometen un gran error al programar a sus hijos para que asocien la querencia o el cariño con la dotación de comida. Es muy distinto que se planifiquen actividades familiares con comidas, a utilizarla para callar llantos productos de malas crianzas. Cuando el niño no tiene conciencia desarrollará un reforzamiento negativo para obtener lo que quiere, pero cuando se es un niño con capacidad de análisis, se sentirá poco querido cuando no se le ofrezcan alimentos que se solían dar y que por lo general no presentaban calidad nutricional.

Adicionalmente, muchos estudios han definido que la ansiedad, inseguridad o depresión mal canalizadas desembocan en el consumo excesivo de alimentos. La mayoría de casos de obesidad mórbida traen detrás problemas no resueltos a nivel emocional. Si tu caso  tiene similitud con lo expresado en éste cuarto indicador, debes determinar la causa de tu problema emocional o sentimental, ubica especialistas que te muestren estrategias para reprogramarte y verás cómo obtienes el peso que en verdad te mantendrá saludable.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario