Siete hábitos de la gente saludable.


Siete hábitos de la gente saludableLas enfermedades crónicas más comunes, como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y varios tipos de cáncer están relacionados con ciertos hábitos diarios, como el tabaquismo, lo que se  come y el nivel de actividad. La modificación de estos comportamientos puede tener un gran impacto en la salud y sensación de bienestar. No hay un conjunto de recomendaciones para estar sano, pero si hay algunos hábitos comunes entre las personas sanas.

Aquí hay siete hábitos de la gente altamente saludable.

1. No fumar

No hay forma de evitar esto,  deja de fumar! Pregúntele a tu médico acerca de medicamentos recetados y medicamentos de venta libre que pueden ayudarte a lograrlo más fácilmente. En última instancia, sin embargo, dejar de fumar es un cambio de comportamiento que requiere motivación, fuerza de voluntad y tiempo.

2. Siéntate menos

Pasar muchas horas sentado se relaciona con efectos negativos para la salud, que son similares a los de no hacer ejercicio. La buena noticia es que lo puedes compensar los efectos de sentarse demasiado tomando pequeños descansos cortos en el trabajo y en casa para levantarse y moverse.

3. Muévete más

Debes de tratar ser lo más activo posible durante todo el día. Como mínimo, el objetivo es de 30 minutos de actividad cada día, pero más es mejor. Puedes cumplir con este objetivo, sacando el perro a pasear, jugar con tus hijos (o nietos), o haciendo los quehaceres domésticos. Incluso el uso de las escaleras en vez del ascensor o estacionar más lejos y caminar hasta tu destino son buenas maneras de hacer la actividad en un hábito.

4. Haz ejercicio con regularidad

Si bien la actividad física diaria es una buena meta, hay beneficios adicionales de hacer ejercicio estructurado. Esto podría incluir caminar, correr o andar en bicicleta al aire libre, visitar un gimnasio, una clase de ejercicios en grupo, o ejercicio para hacer en casa. Además de mejorar la resistencia, la fuerza y la flexibilidad, el ejercicio regular ayuda a controlar el peso, reduce la presión arterial y previene la diabetes.

5. Come de forma inteligente

Para llevar una alimentación saludable no es necesario comer menos o evitar ciertos alimentos, se trata de tomar decisiones inteligentes a la hora de hacer la compra, cocinar o comer. Consumir alimentos frescos y mínimamente procesados, más frutas y verduras y menos azúcar y sal, son buenas maneras de comer inteligente. Y saber más acerca de los alimentos que consumes y las comidas de cocinas en casa más a menudo es una recomendación frecuente.

6. Relájate

El estrés crónico puede tener efectos emocionales, psicológicos y fisiológicos graves que conllevan o empeoran muchos problemas de salud. Si bien es imposible evitar todo el estrés en la vida, minimizar los factores de estrés y la forma en que se responde al estrés puede tener beneficios importantes. El ejercicio regular, incluyendo yoga, mejor gestión del tiempo y dormir lo suficiente, puede ayudar a minimizar el estrés, así como los efectos que tiene sobre tu cuerpo.

7. Vigila tu salud

Hacer un seguimiento de tu estado de salud y hábitos puede ayudar a establecer metas, evaluar tu progreso, y evitar sorpresas, como el aumento ” repentino ” de peso. Algunas de estas son controladas a tu médico, como la presión arterial, el colesterol y la glucosa. Otros los pueden vigilar tu mismo, como tu peso, lo que comes y la actividad física. Las investigaciones muestran que las personas que se pesan ellos mismos regularmente son más capaces de mantener la pérdida de peso.

La adopción de estos siete hábitos puede ayudar a prevenir y tratar muchas enfermedades crónicas. Algunos de estos comportamientos pueden ser difíciles de cambiar. Pero ten en cuenta que no tienes que ser perfecto,  incluso pequeños cambios en la dieta y la actividad pueden tener grandes beneficios para la salud!

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario