Perder peso durante el invierno, aprovéchate del frio.


Muchas veces se escucha decir que el invierno hace que las personas se alimenten más. Esta realidad se debe a que el cuerpo en su protección natural, busca el calor interno a través de la energía y ésta se consigue precisamente comiendo, mientras más calorías le pones al cuerpo más calor sentirás.

Pero si deseas perder peso durante el invierno eliminando esos kilos adicionales, lo primero que debes hacer es fijarte la meta. Iniciando por pensar que frío no es sinónimo de comida de alto contenido calórico, por el contrario puedes aprovechar el cambio de estación para darle una oportunidad a un nuevo aliado: la sopa.

Si crees que perder peso durante el invierno será difícil, te decimos que no es así. Un buen plan de alimentación donde abunden los líquidos calientes te dará el empuje que necesitas para mantenerte enérgica durante el día. Obviamente debes negarte a los gustos típicos de la temporada como el panettone, las tortas y el chocolate caliente.

Aprovecha el cambio de estación para perder peso durante el invierno

Perder peso durante el inviernoIniciando por ver que durante esta época debes llevar al menos dos camisas y una chaqueta, si tienes algunos kilos demás te verás como Jessica Simpson en su primer embarazo. Aunque no te apetezcan las ensaladas o frutas frescas, aprovecha para consumir vegetales cocidos como habas, zanahorias, brócoli, coliflor, pimentón, etc.

El lado bueno de iniciar una dieta en invierno es que los kilos se pierden rápido, sobre todo si consumes la mayoría de tus alimentos en sopas, a las cuales puedes agregarle verduras, clara de huevo, trozos de pollo o pavo y una pizca de sal.

Las sopas aportan un número importante de nutrientes al organismo, te mantienen hidratada y contienen pocas calorías. Es fundamental que cocines estos platos con alimentos ricos en proteínas, así no sentirás hambre y te alimentarás de forma saludable.

La dieta de la sopa milagrosa

En la actualidad existen miles de dietas a base de sopas como la conocida sopa milagrosa, cuyos beneficios se comienzan a ver pasados los 5 días de realizarla. Esta dieta, a pesar de otorgar resultados rápidos, no se recomienda por más de dos semanas ya que puede ser perjudicial para el organismo.

Además esta dieta puede ser acompañada de un régimen más sano, por ejemplo complementar con algunos tés durante el día. Ensaladas cocidas y uno que otro día una taza de arroz integral cocido. Será una forma sana para perder peso durante el invierno.

Otra de las ideas para lograr la meta es comer las sopas en versiones de cremas. No aquella donde predomina la crema de leche con alto contenido de grasa, sino donde licuas la verdura hasta lograr una sopa espesa del propio alimento. Con un poco de sal y algo de queso parmesano, le estarás dando al cuerpo los nutrientes necesarios. Si deseas consumir carbohidratos, agrega una cucharada (no más) de cuadritos de pan tostado al seco, es decir, sin aceite ni mantequilla.

De postre puedes aprovechar las bondades de las manzanas o peras. Ambas pueden ser cocidas al horno con canela y su propia azúcar le otorgará el dulzor necesario para disfrutar de un rico dessert.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario