La natación para adelgazar, la mejor actividad física para mantener tu cuerpo saludable.


Sí lo que buscas es quemar grasa y consumir calorías, utilizar la natación para adelgazar es la actividad física por excelencia. Se trata de un ejercicio aeróbico como trotar o ir en bici, los cuales son los más indicados para perder peso. Pero, ¿por qué no trotar en vez de nadar? Simple, a diferencia de caminar o trotar, la natación ejerce un menor impacto físico sobre nuestro cuerpo, lo cual te permite entrenar durante más tiempo a un ritmo constante, sin causar agotamiento. Por supuesto, todo depende de la intensidad con la que se ejercite. Tomando en cuenta los puntos anteriores, para una persona sedentaria alejada de cualquier rutina deportiva, la natación es la disciplina más conveniente para adelgazar, mantener un peso adecuado y una buena salud física.

Cuando nadamos gastamos una mayor cantidad de calorías que al caminar, además, ponemos en marcha un gran número de grupos musculares. Con la intensidad moderada y la duración correcta, nadar se convierte en una práctica beneficiosa para reducir la presión arterial y mejorar la función vascular. A su vez, el calentamiento del cuerpo es muy bajo, de este modo, es menor el riesgo de futuras lesiones ortopédicas o desgaste en las articulaciones, como sí ocurre con otras actividades físicas.

Entre otros de los beneficios de la natación, cabe resaltar dos muy característicos: las personas que practican natación tienen una expectativa de vida mayor que la de una persona que no nada constantemente y, a su vez, la natación mejora la vida sexual, los hombres que practican este deporte pueden mantener una erección por más tiempo que un hombre regular.natacion para adelgazar barriga

Sin embargo, como punto en contra, Hirofumi Tanaka, director del laboratorio de investigaciones cardiovasculares de la Universidad de Texas, afirma que “nadar estimula el apetito”. Debido a esto, sí deseas iniciar una rutina de natación para adelgazar, es importante y altamente recomendable que, simultáneamente, inicies una dieta basada en una alimentación saludable y balanceada.

Aparte de lo anterior, cabe desmitificar el famoso: “nadar tonificará mis músculos y ensanchará mis espaldas”. Mucha atención, la natación es un deporte que practicado a una intensidad media produce el mismo efecto físico/muscular que el caminar, trotar o ir en bici, ya que es un ejercicio aeróbico. Así que nos podemos ir olvidando de esa antigua creencia. Todo depende de la intensidad, la duración y la dieta, según tus objetivos.natacion para adelgazar y tonificar

Por otro lado, para algunas personas, nadar es la única alternativa como actividad física. Por ejemplo, para una persona de avanzada edad, el trotar o caminar por periodos prolongados puede ser perjudicial para su salud, lo recomendable sería practicar natación ya que se fortalecerían sus articulaciones, mejorando su flexibilidad. Sin embargo, siempre es recomendable que, si sufre de alguna dolencia determinada, consulte con su médico antes de iniciar una rutina de ejercicios de cualquier tipo.

Cuando se trata de obesidad, el entrenamiento físico a través de la natación tiene varios puntos a favor. El individuo, una vez bajo el agua, pierde conciencia de su propio peso, empieza a flotar, lo cual es una sensación agradable y permite un descanso a los miembros inferiores; la facilidad de movimientos es superior y el agotamiento es mínimo ya que el agua funciona de amortiguador y, a su vez, los entrenamientos bajo el agua ayudan a la hora de prevenir futuras lesiones.

El equipo necesario para iniciar tu rutina de natación para adelgazar.

Las gafas y el gorro son sumamente recomendables y obligatorios en casi todas las piscinas. Los gorros son usados principalmente para mantener tu cabello seco, protegido de la cloración y para aislar tus oídos del agua. Las gafas protectoras tienen el mismo propósito, evitar que el agua se filtre y el cloro, junto a cualquier otro químico, irrite tus ojos. Aparte de estos dos elementos, no necesitarás más nada.

El calentamiento antes de nadar optimizará el efecto de tu rutina.

De ser posible, una vez en la piscina, es recomendable realizar de pie estiramientos y calentamiento para favorecer la circulación y acostumbrar tu cuerpo a la presión del agua. Puede constar de una duración de 5 a 10 minutos, frecuentando movimientos comunes como rotación de caderas, antebrazos, brazos y muñecas, junto a inclinación de torso y sentadillas cortas, entre otros.

La duración y la intensidad de tu rutina de natación para adelgazar.entrenamiento natacion para bajar de peso

Es aconsejable determinar una rutina de natación que conste de 3 días a la semana con una duración mínima de 30-40 minutos por día. Los primeros días puedes iniciar con una intensidad baja, lo ideal es ir aumentando la intensidad a medida que practiques. Sí precisas de descansos, deben ser cortos para mantener las pulsaciones a cierto ritmo y regularidad en la respiración. Si deseas ver los efectos, es necesario mantener la constancia en tu rutina.

Estilos de nado para emplear en tu rutina.

Existen 4 estilos de nado: pecho (braza), crol, espalda y mariposa. La selección de los mejores estilos va en función a cada individuo, ya que las diversas técnicas ponen en uso determinados grupos musculares en tu cuerpo. El más recomendado para principiantes es el estilo libre (crol). Con el crol se ponen en uso la mayoría de los músculos del cuerpo con cierta concentración en los glúteos, los abdominales, hombros y espalda.

Natación para adelgazar barrigaLos primeros efectos de tu rutina de natación para adelgazar.

Aunque hay variaciones en los porcentajes, se puede decir qeu cuando empiezas a nadar, los músculos se alimentan del glucógeno acumulado. Está reserva se agota pasados 30-40 segundos, una vez agotado el glucógeno, el cuerpo comienza a consumir las grasas de reserva. A partir de esta etapa, sólo a un minuto de haber iniciado, comienzas a bajar de peso de forma más natural.

Recomendaciones para conseguir los efectos deseados.

Es necesario mantenerse hidratado, el agua es imprescindible a la hora de quemar grasas. Si no has consumido agua, el proceso y sus resultados no serán los mismos. La alimentación es fundamental, debes reparar en la calidad de tu dieta, en especial los carbohidratos. Sobre todo, debes mantener constancia y regularidad para conseguir los efectos deseados. Esto no implica entrenar de más, si no mantener tu rutina estable.

Poco a poco, con mucha determinación, podrás perder esa fea y molesta acumulación de grasa. Probablemente los resultados llegarán antes de lo esperado. Además, comenzar a hacer natación para adelgazar te prepara físicamente para iniciarte en el ciclismo y salir a trotar.

loading...

2 Comentarios

Añadir comentario

+ Leave a Comment