La dieta metabólica, ¿en qué consiste?


Como seres únicos tenemos características particulares incluso en los gustos alimenticios y en el modo en que nuestro cuerpo reacciona a su ingesta, cuando se trata de nutrición también se encuentra ésta diferenciación que nos hace seres únicos. La dieta metabólica destaca las particularidades de nuestro metabolismo ¡Conócelas todas aquí!

¿En qué consiste la dieta metabólica?

Este tipo de dieta consiste en determinar las particularidades de cada uno de nosotros en cuanto al tipo de alimentos que preferimos consumir, cuál es la reacción de estos en nuestro cuerpo, qué tipo de metabolismo hemos desarrollado, cada cuánto tiempo comemos, qué alimentos llaman nuestra atención, en fin, como es nuestro gusto alimenticio y cómo influye éste en nuestro cuerpo. La dieta metabólica para adelgazar ubica la raíz del problema de sobrepeso a nivel físico, corporal y glandular para luego estructurar un plan alimenticio acorde a tus resultados, necesidades y particularidades.

¿Quién está capacitado para diagnosticar qué tipo de metabolismo tengo?

Debes consultar un nutricionista o en su defecto un centro de dietética capaz de inventariar por decirlo de alguna manera, tu historia alimenticia, tu contextura física, la relación de grasa y fibra de tu cuerpo,  la predominancia de las glándulas que intervienen en el metabolismo de las grasas, carbohidratos, de glúcidos, proteínas, el equilibrio de agua y sales  y en función de eso establecer la dieta nutricional que necesites de acuerdo a tu caso.

Que tipos de metabolismo existen 

La dieta metabólica, ¿en qué consiste?Dependiendo de los alimentos que más llamen tu atención y quieras comer (que normalmente son de dos tipos): con tendencia a los carbohidratos y con tendencia a las proteínas, la dieta del metabolismo clasificará tus gustos, inclusive pudiendo englobar un tercer grupo como el de los mixtos. Una vez clasificados se podrá encontrar el equilibrio necesario en la ingesta de carbohidratos (que al fin y al cabo son los generadores de grasa corporal  y de sobrepeso) a fin de que puedas conseguir un metabolismo acelerado. Durante este proceso es aconsejable el consumo de por lo menos 4 vasos de agua, comer sólo el número de raciones pautadas (que por lo general suelen ser 5) y no prolongar el tiempo de caducidad de la dieta según el tipo de metabolismo que por lo general se efectúa semanalmente.

Ventajas:

  • Gracias al menú que se te ofrecerá para que lo elabores de manera diaria, podrás  bajar de peso quedando satisfecho con las porciones ingeridas con el consiguiente beneficio para la salud.
  • La ventaja anterior contribuye a eliminar la ansiedad y por ende el constante picoteo que acompaña tus días
  • Con una dieta equilibrada en cuanto a proteínas y grasas sentirás el aumento en los niveles de energía
  • La ausencia de hambre, el aumento de energía, la disminución de la ansiedad mejorará tu estado de ánimo.

¡Piensa un poco!, si la dieta metabólica estudia de manera individual tus necesidades y en función de eso estructura tu rutina alimenticia, dándole prioridad a la comida que realmente te nutrirá y mantendrá activo, no hay duda en cuanto a si funcionará o no. Esta opción te evitará la frustración de seguir dietas que le resultan a otros menos a ti o de entender la razón por la cual unas personas comen sin necesidad de subir de peso y otros de manera injusta no comen y hasta el aire los hace engordar.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario