La dieta flexitariana para adelgazar.


Mucha gente se plantea llevar una dieta vegetariana para adelgazar, pero les resulta insoportable la idea de no volver a probar la carne. Por eso la dieta flexitariana para adelgazar puede ser tu solución.

El concepto de una dieta flexitariana es muy simple y te proporciona todos los beneficios de seguir una dieta vegetariana, pero siendo más permisiva, resultando más completa y llevadera. Pero antes de decidirte a comenzar una dieta flexitariana para adelgazar, debes tener varias cosas en cuenta para saber si es la más adecuada para ti.

La dieta flexitariana fue creada por la dietista Jackson Blatner en 2009, que es la autora del libro “la dieta flexitariana – La dieta medio vegetariana para bajar de peso, estar más sano, prevenir enfermedades y añadir más años a su vida”. En él, se explican los principios de la alimentación mayoritariamente vegetariana, con los que se vivirían más años, (en concreto 3,6) y con la que se perdería peso, (unas 15 libras o casi 7 kg). También se explica que los flexitarianos tienen menor riesgo de padecer ciertas enfermedades, tales como cáncer, diabetes o enfermedades coronarias.

Reglas de la dieta flexitariana

En la dieta flexitariana para adelgazar no se trata de eliminar ningún alimento, pero si reduce considerablemente alguno de ellos. Lo primero que se debe tener presente en la dieta fexitariana es que se deben incluir los 5 grupos alimenticios en tu menú diario.la dieta flexitariana para adelgazar

  • Carne y alimentos ricos en proteína: huevos, carne, frijoles, lentejas, nueces, guisantes, semillas y tofu.
  • Azúcar y especias: edulcorantes naturales (agave), aderezos para ensaladas y hierbas secas.
  • Frutas y verduras: como es lógico esta dieta casi vegetariana hace hincapié en las frutas y verduras.
  • Lácteos: leche, queso, yogur y otros productos lácteos.
  • Cereales integrales: Intercambia pan blanco y arroz blanco por el pan de trigo integral y arroz integral.

Como seguir la dieta flexitariana para adelgazar

La dieta flexitariana distribuye las calorías a lo largo del día de la siguiente manera 3-4-5.

Esto quiere decir que se deben consumir 300 kcal en el desayuno, 400 en la comida y 500 en la cena. A parte de esto se permiten 2 aperitivos de 150 kcal. Por lo tanto si se sigue esta distribución de calorías se estarían consumiendo unas 1500 Kcal diariamente. Aunque también se puede adaptar a la fisiología de cada individuo, teniendo en cuenta la estatura peso edad y sexo y actividad diaria.

La dieta flexitariana, al igual que todas las dietas basadas en vegetales, puede ayudar a reducir el colesterol, prevenir las enfermedades del corazón y regular la presión arterial. El plan también ayuda a controlar la prediabetes y la diabetes tipo 2.

Pros y contras de la dieta flexitariana para adelgazar

Uno de los mayores beneficios de la dieta flexitariana la pérdida de peso prolongada y sostenible. Además los estudios demuestran que los vegetarianos pesan menos y disfrutan de mejor salud en general que las personas omnívora, aunque realmente eso depende de muchos factores.

Aunque pueda parecer lo contrario, la dieta flexitariana no es tan sencilla como parece. El principal inconveniente es la necesidad de tener que reducir el consumo de carne, ya que para muchas personas la carne es su debilidad. Al principio puede resultar más fácil, pero si vas a seguir este tipo de alimentación del resto de tu vida, habrá personas a las que les resulte extremadamente complicado reducir drásticamente el consumo de carne.

Aunque siempre puedes coger los principios básicos de la dieta flexitariana para adelgazar y adaptarla a ti, de esa forma al aumentar el consumo de frutas y verduras reduciendo el consumo de carnes, probablemente consigas buenos resultados.

 

Si no sabes como elaborarla, aquí tienes un menú de dieta flexitariana

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario