Todo sobre la banda gástrica virtual para adelgazar


Cuando todo parecía quedarse en dietas y ejercicios para perder peso aparece una nueva técnica que, por su aplicación, no se parece en nada de lo que estamos acostumbrados a ver en materia de adelgazar. Se trata de la banda gástrica virtual (BGV), un método que no compite con ningún régimen de alimentación pues no se basa en dietas o actividad física, sino que su acción es directa sobre el subconsciente.

La banda gástrica virtual fue creada por un especialista en hipnosis, cuya base es el estudio que realizó sobre la obesidad en el mundo y el poder de la mente sobre las personas que padecían esta enfermedad. Tomando en cuenta que durante su investigación las personas obesas o con sobrepeso atravesaban momentos muy difíciles a lo largo de su vida, su conclusión fue que el estrés era el responsable directo del aumento desmedido de las tallas.

La mayoría de las personas alcanzan la meta de adelgazar de forma sana, con el consumo adecuado de calorías y la práctica de ejercicio cotidiano. Sin embargo, de este número de personas un porcentaje bastante alto regresa a sus hábitos anteriores y con ello su peso perdido. Pero el principal problema es que en algunos casos esa recuperación del peso perdido alcanza el doble de que lo que se había eliminado.

El tratamiento con banda gástrica virtual

La banda gástrica física es aquella que se realiza a través de una cirugía. Se coloca en el estómago una banda que cierra la bolsa del estómago, cortándolo a la mitad de su dimensión y provocando que la persona se sienta satisfecha con poca cantidad de alimentos.

Se trata de un procedimiento costoso y con un duro trabajo de recuperación, tanto alimenticio como mental, debido a que básicamente la dieta para personas con banda gástrica limita el consumo de ciertos alimentos, lo que hace a la persona desearlos con más fuerza.

Por el contrario, la banda gástrica virtual elimina prácticamente todos las desventajas de la cirugía, porque no es una cirugía aunque tu cerebro creerá que si. No representa ningún tipo de dolor y la puedes practicar en sesiones por un especialista o conseguir los archivos de audio y escucharlos antes de dormir.

El tratamiento actúa por hipnosis y debes estar en una posición cómoda y placentera. El audio o el terapista te hará entrar en contacto directo con tu cerebro hasta lograr que caigas en un sueño reparador, y mientras duermes el subconsciente cree que estás siendo operado con la banda gástrica, con lo que al levantarte la sentirás dentro.

Ventajas y desventajas de la banda gástrica virtual

Todo sobre la banda gástrica virtualLa ventaja más importante es que no ocasiona dolor alguno en el cuerpo. Desde la primera sesión deberías perder el interés por la comida, saciarte rápidamente con pocos bocados y no beber líquidos durante los platos.

El peso disminuirá lentamente porque el tratamiento no es una dieta como tal. Se trata de una técnica que refuerza al cerebro para evitar la alimentación excesiva y el consumo de calorías vacías, lo que representa una desventaja para quienes desean perder peso rápidamente.

Pero la banda gástrica virtual sí que cuenta con una gran desventaja para las personas que tienen hasta 25 kilos de sobrepeso. Es estos casos no es posible aplicar el tratamiento de la banda gástrica virtual.

El procedimiento tiene un costo con terapista físico de unos 500 euros, aunque en tiendas online puedes adquirir el paquete de audio por menos. Eso sí, debes aprender a dedicarle tiempo para escucharlos con calma, pues los resultados pueden ser diversos según la persona.

loading...

1 comment

Añadir comentario
  1. 1
    Mercedes

    La banda gastrica por hipnosis es un GRAN ENGAÑO, es una perdida de dinero… mi consejo, no perdais 600€…, nunca me he sentido tan engañada..

+ Leave a Comment