L-Carnitina, ¿Qué es y para qué sirve este conocido quemagrasas?

La L-carnitina es uno de los suplementos más empleados por deportistas y atletas.  Se trata de un aminoácido imprescindible para poder obtener energía a partir de las grasas.  Su uso se ha relacionado con una serie de beneficios para el organismo que se traducen principalmente en pérdida de grasa y aumento del rendimiento deportivo; sin embargo, desde el punto de vista médico, tiene muchos otros beneficios para la salud que se describirán a lo largo del artículo, finalizando con las recomendaciones sobre la forma de emplearlo para sacarle un mayor provecho.

Qué es la L-carnitina

La L-carnitina es un aminoácido presente en el cuerpo.  Los seres humanos somos capaces de producirlo en pequeñas cantidades a nivel del hígado, riñones y cerebro, lo que hace que sea un aminoácido no esencial. No obstante, la mayor parte se obtiene a partir de los alimentos, en especial de la carne, de ahí su nombre.

Se encuentra principalmente en las células musculares, tanto en el músculo estriado como en el músculo del corazón, ya que estos tejidos requieren fuentes de energía accesibles y constantes para poder llevar a cabo su actividad.  Las grasas constituyen una forma de almacenamiento de energía más eficiente que los carbohidratos, ya que en menos volumen de tejido se puede mantener una mayor cantidad de “combustible”.

Para qué sirve la L-carnitina

La L-carnitina es imprescindible para que puedan quemarse las grasas y obtener energía a partir de ellas, ya que permite que un tipo de lípidos, conocidos como ácidos grasos, puedan ingresar al interior de las mitocondrias de las células musculares para obtener energía a partir de ellos, lo que comúnmente denominamos quemar grasas.

Las mitocondrias son estructuras que se encuentran en el interior de todas las células del cuerpo, estas tienen una pared que las delimita y la cual debe ser atravesada por los ácidos grasos para poder ser utilizados, este proceso se lleva a cabo gracias a un trasportador, que es la Carnitina.

Sus efectos sobre la producción de energía han hecho que sea ampliamente utilizada en deportistas y en quienes realizan actividad física regularmente.

L-carnitina beneficios

Sus principales beneficios se relacionan con la actividad muscular, tanto en el ejercicio como en personas con condiciones médicas debilitantes. Estos incluyen:

  • Ayudar a quemar grasas.
  • Contribuye a reducir el tiempo necesario para la recuperación después de los entrenamientos y la fatiga, en especial cuando se llevan a cabo ejercicios de resistencia, lo que permite que el deportista logre un mejor rendimiento.
  • Conlleva a una menor producción de ácido láctico, ya que se logra una mejor utilización del azúcar para producir energía.
  • Su uso se asocia con un menor daño muscular al practicar ejercicios anaeróbicos intensos como el levantamiento de pesas, además brinda una mayor capacidad regenerativa tras una lesión contribuyendo a acelerar su reparación y disminuir el dolor asociado con la misma.
  • Otro efecto beneficioso de este aminoácido es que aumenta la expresión de receptores para testosterona y factor de crecimiento IGF-1 en el músculo, lo que favorece una mayor producción de proteínas, y por ende, el aumento de la masa muscular.

L-Carnitina ¿Qué es y para qué sirve?

Quiénes deben tomar Carnitina

Ya conocida la importante función de este aminoácido, queda claro que existen personas en las que es recomendable su uso, principalmente los deportistas y quienes practican actividad física de forma regular.

Además de ser usada como complemento nutricional para personas que practican deporte, su uso también se recomienda en los casos en que los niveles de este aminoácido se encuentren disminuidos en el organismo, principalmente:

  • Durante el embarazo.
  • Personas con mala alimentación, en especial al practicar dietas extremas para perder peso muy restrictivas.
  • Esquemas de alimentación que no incluyen carne, como el régimen vegetariano.
  • Enfermedades del hígado en etapas avanzadas, como las hepatitis crónicas y la cirrosis hepática.
  • Condiciones en las que se pierden aminoácidos, como las diarreas o aumento en la cantidad de orina, que se mantienen por tiempo prolongado.
  • Durante el curso de una enfermedad grave como infecciones de la sangre (sepsis) o en personas que han sufrido quemaduras extensas.
  • Personas que reciben tratamiento con medicamentos para el tratamiento de la infección por VIH (como zidovudina, tenofovir) y el ácido valproico (tratamiento de las convulsiones y epilepsias).
  • Pacientes con enfermedad renal, cardiaca o problemas circulatorios, en estos casos permite mejorar la tolerancia al ejercicio y reducir la fatiga. (Brass 2000)
  • Enfermedades hereditarias en las que se encuentra alterado el metabolismo de las grasas.

L-carnitina y embarazo

Varias investigaciones han puesto en evidencia que los niveles de L-carnitina en sangre suelen estar disminuidos en la mujer durante el embarazo, esto es debido a la utilización de este aminoácido para el desarrollo de los músculos en el feto.

Por esta razón, muchos médicos obstetras recomiendan el uso de estos suplementos en mujeres embarazadas y continuarlo después del parto, mientras se encuentran amamantando a sus bebes.

La L-carnitina aumenta la fertilidad

Una de las principales causas de in fertilidad masculina es el fallo en la capacidad de movimiento de los espermatozoides, que se agrava cuando éstos además se encuentran en un número más bajo de lo normal.

Los espermatozoides son células muy pequeñas que deben viajar un trayecto muy largo para alcanzar el óvulo, por lo que requieren grandes cantidades de energía que les permita tener la mayor movilidad posible para alcanzar su objetivo.  La Carnitina juega un papel muy importante en este proceso, ya que gracias a ella los ácidos grasos pueden convertirse en energía y permitir el desplazamiento de estas células hasta su objetivo.

En los hombres que la consumen, estos beneficios se traducen en un mayor recuento de espermatozoides y una mayor movilidad de los mismos, lo que aumenta su fertilidad.

Cómo tomar L-carnitina

La L-carnitina resulta más efectiva si se acompaña por una alimentación en la que se reduzcan las calorías provenientes de carbohidratos y la realización de actividad física regular. El aumento de la actividad física llevará a una mayor demanda de energía por parte del músculo y si la disponibilidad de azúcares se encuentra disminuida el organismo las agotara más rápidamente y buscará obtener energía a partir de las grasas. Las personas que no practican actividad física no bajan de peso con solo tomar Carnitina.

Dosificación en deportistas

En el caso de atletas y deportistas los mejores resultados se obtienen al tomar una dosis de 2 a 3 gramos dos a tres veces al día, lo ideal es tomar una dosis de 1 gramo en la mañana o un estimado de tres horas antes de iniciar el entrenamiento y otra de 2 gramos inmediatamente antes de comenzar la actividad física. Los efectos beneficiosos se observan al usarla de forma continua diariamente por un lapso de tiempo de 1 a 6 meses. (Rebouche 2004)

Dosificación en no deportistas

En el caso de uso de este aminoácido en condiciones médicas, o como suplemento durante el embarazo o la lactancia, se recomienda su uso a dosis de 500 mg o 1 gramo dos veces al día.

Presentaciones

Este suplemento deportivo se encuentra disponible en varias presentaciones:

Carnitina líquida:

Existe una presentación líquida con una concentración de 1,5 gramos en 5 ml, que debe tomarse dos a tres veces al día. Esta presentación es más cómoda para administrar a niños, ancianos y personas con dificultad para tragar cápsulas.

Carnitina en cápsulas:

Es la presentación más común, las cápsulas contienen 500 mg por lo que en promedio deben consumirse unas 6 cápsulas al día.

Carnitina en ampollas:

También se encuentra disponible una forma de Carnitina en ampollas para su uso como mesoterapia.  Esta vía de administración no aporta mayores beneficios sobre la forma oral ya que las grasas se queman en el músculo y no dentro del mismo tejido adiposo.

L-carnitina contraindicaciones y efectos secundarios

La L-carnitina es una sustancia que se encuentra en el organismo y por lo tanto contamos con los mecanismos para procesarla y eliminarla.  Una de las condiciones más críticas a la hora de suministrar medicamentos o suplementos es durante el embarazo, y como ya hemos descrito, es una condición en la que no solo no  se encuentra contraindicada, sino que más bien se recomienda su uso.

loading...

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies