Fajas reductoras de abdomen ¿son eficaces? ¡que no te engañen!!


En la actualidad muchas personas se preguntas si sirven las fajas reductoras de abdomen para quemar grasa. De hecho las fajas son un complemento tan habitual que se pueden encontrar casi en cualquier farmacia o supermercado. El precio de las fajas reductoras de abdomen fluctúa y van desde las más sencillas y económicas a otras más sofisticadas con un precio bastante más elevado. Esto lo convierte en un negocio muy prospero en el que se mueven muchos millones y todo esto se debe a las ansias de la gente por deshacerse de las grasa de su abdomen de una forma rápida y con el menor esfuerzo posible.

Pero realmente ¿merece la pena invertir dinero en una faja para reductoras de abdomen?

Las fajas reductoras de abdomen ¿aumentan la sudoración?faja-reductora-de-abdomen

Las fajas para adelgazar el abdomen provocan una menor transpiración de la zona abdominal mientras se realiza ejercicio, lo que puede dar la impresión de que aumenta la sudoración. Pero lo que realmente sucede es que el sudor generado queda atrapado en la faja, provocando en muchos casos que esta quede completamente empapada o que el sudor arrolle si el tejido no es absorbente. Pero realmente no se habrá sudado significativamente más de lo que se hubiera hecho sin la faja.

Fajas reductoras de abdomen ¿son eficaces?Una vez terminado el entrenamiento, se puede experimentar una cierta pérdida de peso, pero esa pérdida será siempre momentánea, ya que el peso perdido es de agua, no de grasa y será recuperado en el momento en el que se bebe agua de nuevo para rehidratarse.

También es común utilizar las fajas reductoras de forma continua, ya sea para esconder los michelines o por la creencia de que solo por llevar la faja reductora de abdomen puesta todo el día se logrará que desaparezca la grasa acumulada de la cintura. Pero realmente utilizar la faja reductora solo logrará que mejore la apariencia, consiguiendo que nuestra ropa nos siente mejor(que no es poco), aunque realmente no se lograra una reducción real de la grasa abdominal.

Si la faja reductora de abdomen no funciona ¿ahora que?

grasa-abdominal

Por desgracia no existen los remedios milagrosos y la única forma en la que la reducción de grasa abdominal está prácticamente garantizada, es a través del ejercicio combinado con una alimentación adecuada y conseguir de esa forma quemar más calorías de las que se consumen.

En la mayoría de los casos solo con aplicar las matemáticas es suficiente.

Un gramo de grasa contiene 9 kcal por gramo, por lo que para reducir un kilo de grasa seria necesario recortar 9000 Kcal de tu dieta. Pero afortunadamente el tejido graso contiene casi un 15% de líquidos, por lo que la cantidad final de calorías a quemar para perder un kilo de grasa seria de 7000 Kcal aproximadamente.

Puede parecer mucho si tienes demasiada prisa por perder peso, pero si te planteas una pérdida de peso lenta y sostenible recortando aproximadamente 200 Kcal diarias, podrás eliminar varios kilos de grasa con poco esfuerzo.

Para hacerlo todo de forma precisa, necesitas calcular la tasa metabólica basal y después buscar una dieta que se adapte a tus necesidades y estilo de vida.

Conclusión:

Por desgracia las fajas reductoras de abdomen sirven para poco más que esconder los “michelies” mediante la compresión y para dar algo de calor en los meses de invierno, pero de cara a quemar grasa abdominal y reducir cintura, las fajas reductoras de abdomen son completamente ineficaces, al igual que otros productos como los aparatos de gimnasia pasiva o los conocidos cinturones de abdominales

Vídeos de interés:

Si no te ha quedado claro, es este vídeo lo terminarás de entender con un toque de humor:

Si todavía no te convences del todo. esta reputada entrenadora te explicará que no solo no ayudan, sino que también son peligrosas.

loading...

1 comment

Añadir comentario

+ Leave a Comment