Embarazo y régimen de adelgazamiento ¿Incompatibles?


La responsabilidad de llevar dentro de nosotras la gestación y desarrollo de un bebé es tan significativa que decidir establecer un régimen de adelgazamiento justo en esta etapa suena egoísta e irresponsable y más si te preocupa seguir acumulando kilos durante y después del embarazo. Libérate de culpas, el embarazo puede ser la oportunidad perfecta para establecer hábitos alimenticios  y deportivos sanos que en definitiva repercutirán favorablemente en tu peso y en la salud de tu bebe. ¿Cómo lograrlo? A continuación te explicamos todo lo que debes saber para disfrutar de esta bella etapa y de tu nueva figura una vez que salgas de ella. Embarazo y régimen de adelgazamiento no son incompatibles.

Embarazo y adelgazamiento en sus primeros meses

Embarazo y régimen de adelgazamiento ¿Incompatibles?El embarazo puede asociarse con una caja de chocolates: “no sabemos cuál nos tocará hasta que destapemos el pequeño empaque”. Muchas mujeres son asintomáticas y sólo disfrutan de los más inverosímiles “antojos”, otras sin embargo pasan los primeros meses entre nauseas, vómitos y mareos y en medio de la agonía que pareciera ser interminable suele perderse mucho peso. De seguro te sorprenderá perder kilos pero afirmamos con la mayor de las certezas que más que alegrarte por tu nuevo peso te invadirá la preocupación al presentarse la interrogante de la repercusión que esto puede tener sobre tu bebé. Relájate, entiende que esto suele ser una etapa “normal”para la mayoría de las mujeres que se encuentran en gestación y ante la intolerancia de alimentos debes asegurarte de ingerir ácido fólico y vitaminas prenatales.

Segundo trimestre de gestación y alimentación

Para ésta etapa la mayoría de los síntomas han desaparecido o están por desaparecer, si quieres aligerarlos, el agua de coco y las galletas de soda te ayudarán. El segundo trimestre suele ser el más cómodo, empieza a notarse tu pancita y ya puedes comer de manera regular sin tener que devolver lo que consumes. Te recomendamos que elimines de tu lista los carbohidratos, refrescos, salsas, azúcares, la comida rápida y sumes frutas, vegetales, comida nutritiva y cereales, porque tu bebé recibirá todo lo que comas. Recuerda que ya la etapa de formación ha pasado y tu bebé empieza a hacerse espacio dentro de tu cuerpo porque necesita desarrollarse en tamaño. Si antes de estar embarazada comías lo que querías pues te damos una razón sumamente importante para establecer nuevos y sanos hábitos alimenticios: tú bebe.

Tercer trimestre de gestación y quiero devorarlo todo

Han pasado seis meses desde que te enteraste de la emocionante noticia de que eras portadora de vida, falta poco para conocer a ese nuevo ser y con él llegan las ganas de devorar todo a tu paso. ¿Qué hacer si quieres subir sólo los kilos que tu doctor te aconseja? Te recomendamos comer muchas frutas, toma abundante agua para que la producción de leche sea más efectiva. Como indicamos, la producción de leche puedes notarla ya, muchas mujeres descubren la presencia de pequeñas costricas en sus pezones, no te inquietes, es la leche de tu bebé.

Llegó mi bebé y no quiero que lleguen los kilos.

Recién llegado tu bebé notarás que estas inflamada, es sólo cuestión de semanas para que tu cuerpo empiece a alcanzar su estado habitual. Para ello, consume mucha piña, ésta fruta es un desinflamante natural. Y te damos la mejor noticia que puedes recibir: con la llegada de tu bebé puedes iniciar el régimen de adelgazamiento más efectivo: LA LACTANCIA.

Amamantar a tu bebé te ayudará a rebajar de manera inmediata, verás cómo en una semana puedes perder hasta diez kilos sin mayor esfuerzo. Anímate, amamanta a tu hijo los primeros meses sólo con leche materna y consigue la figura que siempre has querido.

Hacer una rutina de ejercicio apta para el embarazo también puede ayudarte a mantenerte in peso adecuado.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario