Dieta de mantenimiento para no engordar


Una vez que hayas llegado a tu peso ideal, la nueva meta será evitar subir esos kilos nuevamente y esto sólo puedes lograrlo con una dieta de mantenimiento para no engordar.

Es importante evitar el efecto rebote, que es una consecuencia muy común que experimentan las personas cuando han logrado bajar de peso rápidamente, durante el efecto rebote el cuerpo logra recuperar los kilos que ha perdido en muy poco tiempo.

Debes evitar el efecto rebote siguiendo una dieta para mantener peso, que quizás pueda llegar a ser más compleja que la dieta que te planteaste con anterioridad para lograr tu peso ideal, sin embargo, esta dieta será necesaria para conservar sin problemas el peso que has logrado con tanto esfuerzo.

Dieta de mantenimiento para no engordarLlevar a cabo esta dieta requerirá de toda tu dedicación y te ayudará a no retroceder cuando has llegado tan lejos. Lo primero que debes saber es que necesitas comer 5 veces durante el día, raciones moderadas, eligiendo entre las siguientes opciones:

Dieta de mantenimiento – menú:

Desayuno (7:00am)

  • Zumo o té verde
  • Galletas integrales
  • Pan integral tostado
  • Cereales integrales
  • Una fruta (manzana, pera, kiwi, piña, arándano, melón, fresa)

 

  1. Antes del almuerzo (10:30am)
  • Yogurt bajo en grasas
  • Ensalada de frutas
  • Barras de avena o algún fruto seco

 

  1. Almuerzo (12:00pm)
  • Sopa o crema de verduras
  • Carne blanca o pescado (al horno o a la plancha) con patatas asadas
  • Como postre puedes optar por una fruta o algún postre lácteo bajo en grasas

 

  1. Merienda (3:00pm)
  • Yogurt
  • Vaso de leche
  • Algún cereal
  • Fruta

 

  1. Cena (7:00pm)
  • Pescado y verduras (al horno o a la plancha)
  • Puré o cremas de verduras con pescado
  • Pollo asado con verdura y patatas asadas

Recuerda no saltar ninguna comida, especialmente si se trata del desayuno, el almuerzo o la cena, ya que esto puede causarte graves problemas y alteraciones en tu metabolismo y eso es precisamente lo que queremos evitar.

Además de alimentarte bien, hay una serie de recomendaciones que queremos ofrecerte y así complementar la dieta de mantenimiento para no engordar.

Ejercita, mantente en movimiento

Evita a toda costa el sedentarismo, como siempre este es tu peor enemigo y debes hacer todo para no llegar a él. Ejercitar tu cuerpo por lo menos 3 veces semanales, 30-45 minutos será suficiente.

Registra tu peso

Tampoco te conviertas en adicto a la balanza, pero intenta pesarte semanalmente para constatar que estás haciendo todo correctamente.

No olvides dormir bien

Es muy importante que tu cuerpo descanse, al menos 8 horas durante la noche. Esto garantizará que tu metabolismo se mantenga en equilibrio y además te ayudará a estar enérgico para todas tus actividades durante el día.

Agua, toma mucha agua durante todo el día

Recuerda complementar la dieta para mantener peso, tomando al menos 2 litros de agua durante el día.

Date un gusto de vez en cuando

Quizá por seguir muy estrictamente la dieta de mantenimiento para no engordar, olvidemos un poco nuestros antojitos. Cumple esos deseos de comer algún postre delicioso alguna vez. Sólo recuerda: la mayor parte de los alimentos que consumimos deben ser sanos y el resto puede ser calórico.

Seguramente has llegado al punto dónde seguir la dieta para mantener peso es parte de tu rutina diaria y ahora sólo queda disfrutar las ventajas de tener el cuerpo que has deseado durante tanto tiempo.

loading...

1 comment

Añadir comentario

+ Leave a Comment