Dieta lacto vegetariana, reglas básicas


Las dietas vegetarianas no son algo precisamente reciente, pero sigue habiendo mucha confusión sobre ellas ya que existen varios tipos de dietas vegetarianas en función de los alimentos que se puede o no consumir. Hoy nos vamos a centrar en las dietas lacto vegetarianas y en todo lo concerniente a ellas.

Antiguamente no existían pruebas suficientes que abalara el uso de este tipo de dietas como algo positivo para la salud, pero a lo largo de los años, poco a poco fueron surgiendo estudios e investigaciones en los que se muestran beneficios para la salud asociados a este tipo de alimentación en la que se excluyen los productos cárnicos y aunque no está demostrado que una dieta lacto vegetariana sea mejor para la salud, sí que es posible llevar una alimentación sin productos cárnicos equilibrada.

Pero para que sea posible llevar una dieta lacto vegetariana saludable, es necesario planear tu alimentación de forma meticulosa, de lo contrario puedes perjudicar tu salud como ya explicamos anteriormente en la dieta ovo-lacto-vegetariana, muy similar a esta.dieta-lacto-vegetariana

Los vegetarianos que no planifican sus menús, corren el riesgo de padecer carencias de proteínas, minerales vitaminas y ácidos grasos omega 3. Pero para ser sinceros una persona que si come carne, pero no cuida en absoluto su alimentación también corre esos riesgos entre muchos otros.

Una dieta lacto-vegetariana adecuada, debe proporcionar todos los nutrientes esenciales en las cantidades adecuadas y garantizar así que no estamos sufriendo ninguna carencia de nutrientes, que la larga puede derivar en enfermedades

Dieta lacto vegetariana, recomendaciones generales:

En las dietas lacto-vegetarianas también se aplican los estándares nutricionales de la alimentación convencional y se debe incluir gran variedad de alimentos.

Se debe comer de forma regular, haciendo varias comidas ligeras en lugar de pocas comidas muy abundantes. Se deben incluir como base fuentes saludables de carbohidratos, como pan, patata, pasta, arroz, etc

Se debe consumir frutas y verduras de forma abundante, de esa forma aseguraremos la ingesta de gran cantidad de nutrientes, entre los que se incluyen las vitaminas y los minerales.

Se debe limitar el consumo de proteínas, en este caso como la carne, pescado y huevos están descartados nos referimos a la leche, productos lácteos (queso leche, yogures) y la soja y derivados, que también es una gran fuente de proteína de calidad.

Taambien se deben incluir legumbres que combinadas con los cereales proporcionan proteína de alto valor biológico para el organismo, mayor incluso que el de la mayoría de los productos de origen animal.

Aquí puedes ver un menú semanal de dieta lacto-vegetariana.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario