Dieta hipocalórica para adelgazar, 10 reglas fundamentales.


Una dieta hipocalórica tiene como principal objetivo lograr una pérdida de peso en aquellas personas que padezcan gran sobrepeso u obesidad.

Pero ­seguir una dieta hipocalórica para adelgazar con todo el esfuerzo que eso supone puede no servir para nada si no se cambian nuestros hábitos de vida, puesto que se recuperaría el peso perdido rápidamente.

Si estás pensando en comenzar una dieta hipocalórica para adelgazar, hay una serie de reglas fundamentales que debes seguir si quieres que toda esa pérdida de peso sea continuada y sostenible en el tiempo.

Dieta hipocalórica para adelgazar, reglas básicas:

1.Modificar nuestros hábitos alimenticios:

De nada sirve seguir una dieta estricta durante unos meses logrando una pérdida de peso pronunciada, si nada más conseguir nuestro peso óptimo volvemos a nuestros antiguos hábitos que nos hicieron alcanzar ese sobrepeso. Puede que al principio te cueste, pero si vas cambiando poco a poco tu forma de alimentarte, eliminando alimentos poco saludables y cargados de calorías por alimentos más sanos y ligeros, el cambio será menos traumático.

2.Aumenta tu actividad física:

Aumentar la actividad es fundamental para mantener el peso y tener una mejor saludo. Pero eso no quiere decir que sea necesario hacer ejercicio de forma extenuante. Si tu alimentación es la adecuada con 3 sesiones semanales de ejercicio puede ser suficiente.Dieta hipocalórica para adelgazar, 10 reglas fundamentales.

3.Alimentación variada:

La dieta hipocalórica para adelgazar debe incluir todo tipo de alimentos para asegurar una correcta alimentación, evitando cualquier carencia nutricional.

4.Parar de comer cuando estás saciado:

Muchas veces seguimos comiendo sin hambre, simplemente por el placer de comer o por terminar lo que nos queda en el plato.

Un truco mucho más efectivo de lo que pueda parecer para mantener el peso, es utilizar platos pequeños y comer despacio disfrutando de cada bocado y masticando correctamente hasta que el alimento esté totalmente triturados ya que nuestro cerebro tarda un poco en procesar que ya estamos saciados.

Si terminas tu plato y te quedas con hambre, espera 15 minutos para repetir y te darás cuenta de que una vez trascurrido el tiempo, la mayoría de las veces ya no tendrás hambre.

5.Disminuir la comida basura:

Sin duda el peor enemigo de quien busca mantener un peso óptimo. Disminuye o elimina los alimentos fritos y dulces tanto como te sea posible. Eso no quiere decir que de forma ocasional no puedas disfrutar de este tipo de alimentos sin ningún remordimiento.

6.Utiliza productos light y desnatados:

Es una buena forma de reducir calorías sin ningún esfuerzo.

7.Hacer comidas escasas y frecuentes:

Realizar varias comidas ligeras de forma frecuente ha demostrado ser ligeramente más útil a la hora de perder peso que comidas copiosas poco frecuentes.

8.Evita comer entre horas:

Aunque pueda parecer insignificante, este tipo de hábito día tras día, puede suponer una gran diferencia a largo plazo.

9.Sal a comprar después de comer:

Hacer la compra con hambre, te puede jugar una mala pasada, ya que probablemente tu voluntad flaqueará y volverás a tu casa con todo tipo de alimentos que no convienen.

10.Las dietas milagrosas no son la mejor opción:

La mayoría de estas dietas te ayudan a perder peso de forma rápida, pero suelen ir acompañados de desequilibrios nutricionales y un fuerte efecto rebote.

Seguir una dieta hipocalórica te puede ayudar a perder peso, pero ten en cuenta que adelgazar es más fácil de lo que parece, lo difícil en la mayoría de los casos es mantener esa pérdida de peso. Recuerda que si siempre haces lo mismo, siempre obtendrás los mismos resultados.

loading...

1 comment

Añadir comentario

+ Leave a Comment