Dieta para hígado graso


Si te has dado cuenta que a pesar de la dieta te cuesta bajar de peso, te provocan demasiado los dulces,  que tu cintura tiene unos cuantos centímetros demás y  tus niveles de triglicéridos y colesterol malo son elevados, puede que necesites una dieta para hígado graso.

¿De qué se trata la dieta para hígado graso?

La dieta para hígado graso tiene como finalidad, evitar que se forme ese recubrimiento de grasa que impide que el hígado cumpla sus funciones normalmente, bajar los niveles de triglicéridos, que son moléculas que actúan transportando la grasa que está en exceso a través del torrente sanguíneo para eliminar de forma natural la grasa abdominal y la pesadez que hace el individuo se fatigue sin mucho esfuerzo, además de disminuir el riesgo cardiaco asociado.
Debes eliminar del menú, alimentos altamente azucarados, ya que el azúcar consumida que no se utiliza en el gasto de energía habitual, se almacena en forma de tejido adiposo (células grasas) en el abdomen, caderas, cintura, y demás zonas del cuerpo que suelen engordar con más facilidad, y por ende el hígado graso no podrá metabolizar correctamente ese excedente ya que duplicará su trabajo al sobrecargarse de grasa adicional. El hígado es el órgano más grande del cuerpo humano y es prácticamente el gran laboratorio del organismo, ya que produce proteínas, metaboliza grasas y carbohidratos y además contribuye a la desintoxicación del organismo, verás una gran mejoría en los niveles sanguíneos de colesterol malo y de triglicéridos así como de las enzimas hepáticas (transaminasas) si sigues las recomendaciones del médico acompañadas de la dieta para hígado graso.

Por esta razón, harás un gran favor a tu hígado si evitas los jugos de frutas artificiales y naturales, los refrescos de cola, los yogures azucarados, y los cereales dulces. Empieza a cambiar tus hábitos viendo a los dulces como algo que puedes consumir en ocasiones especiales y sólo en pequeñas porciones.

Evita las salsas picantes, mayonesas, mostaza, y salsas de tomates y aprende a cocinar sin freír, los asados y horneados serán los nuevos aliados a la hora de comer.

Alimentos permitidos en la dieta para hígado graso

dieta para hígado grasoEntre los alimentos principales en la dieta para hígado graso se encuentran las proteínas, podrás comer una rica pechuga de pollo asada, al horno o sancochada salpimentada, acompañada de fibra. Si prefieres las ensaladas puedes ser creativo y preparar una rica ensalada de lechuga, tomate, cebolla picada en julianas, aguacate en cuadritos, queso amarillo (picado o rallado) y aceite de oliva.

Es importante incluir variedad en la dieta, por ello podrás mezclar según tu gusto espinacas, acelgas, lechugas, brócoli, quesos maduros y almendras fileteadas.

El arroz y pasta integrales son buenos acompañantes, una porción del tamaño de tu puño, permitirá establecer más fácilmente los límites a la hora de comer

Las pescados ricos en omega 3 y 6 como las sardinas, el salmón, la merluza y el atún son buenas opciones además de tener un rico sabor, preparados de la forma más sana no sólo disminuirá el problema de hígado graso sino aportarán suficientes nutrientes y ácidos grasos esenciales para activar tu metabolismo y aumentar su concentración, además de ayudar a eliminar las grasas dañinas más fácilmente, que es lo que estamos buscando con la dieta para hígado graso.

Compra yogurt descremado, leche desnatada o descremada, esto te permitirá intercalar entre comidas una merienda rica en calcio y que puede mejorar notablemente tu digestión, endulza el café con stevia, mejorando tus hábitos, mejorará tu salud.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario