Dieta frutariana para adelgazar, el frutarianismo.


La dieta frutariana es un tipo de dieta vegetariana que cada vez está más presente en nuestra sociedad. Esto es debido al calentamiento global y a la acuciante necesidad de volver a la naturaleza, con un sistema que resulte sostenible y más amistoso con el medio ambiente. No hay que olvidar que la producción de carne es más contaminante que la industria del transporte, puesto que producir 1 KG de carne, contamina tanto como conducir un vehículo durante 1600 KM, ¿asombroso verdad?

La dieta frutariana es similar a la dieta vegana, pero va más allá, puesto que solo se consumen frutas, algunos tipos de semillas, frutos secos y algunas verduras que se puedan recoger sin dañar a la planta.

La dieta frutariana tuvo su origen cuando el ser humano era primitivo y su alimentación estaba compuesta únicamente de las frutas y verduras que recolectaba.La dieta frutariana para adelgazar.

Aunque lo normal en este tipo de dietas es un profundo compromiso ideológico, también hay personas que deciden comenzar una dieta frutariana para adelgazar y mejorar su estado de salud en general.

Los frutarianos prefieren consumir alimentos crudos, puesto que consideran que la comida cocinada crea adicción física, nos hace más susceptibles a sufrir enfermedades y nos hace envejecer antes. A parte de que la producción de carne les resulta insostenible para el actual estado del planeta.

Las personas que siguen este tipo de alimentación afirman tener más energía y haber mejorado su estado de salud, pero aparte de esto, seguir una dieta frutariana para adelgazar o para mejorar tu salud incluye.

Beneficios de la dieta frutariana para adelgazar o mejorar la salud:

  • Aumento de la agilidad mental con mayor claridad de ideas
  • Mejora de la memoria y de la concentración
  • Aumento de la felicidad
  • Desintoxicación y eliminación de toxinas
  • Sensación de salud plena en lugar de tener unos órganos más fuertes que otros
  • Mayor velocidad de curación ante heridas superficiales y magulladuras.
  • Mejora del insomnio, estrés y depresión.
  • Mejora del sistema digestivo
  • Mejora del sistema inmune ante alergias, virus y bacterias.
  • Mejora del estado de la piel, pelo, uñas y ojos.
  • Aumento de la fertilidad
  • Más energía y sensación juvenil con una mejora de los sentidos.
  • Pérdida de peso y de grasa, provocando un aumento de la definición corporal.
  • Mejora de la coordinación muscular.

No obstante no es oro todo lo que reduce puesto que elegir la dieta frutariana para adelgazar o como estilo de vida, no está exenta de detractores. Hay que tener en cuenta que los médicos y personal sanitario en general siempre han alertado de que la alimentación frugívora tiene una gran escasez de nutrientes necesarios para una correcta alimentación. Pudiendo incluso llegar a provocar problemas de salud a largo plazo.

Riesgos de la dieta frutariana:

  • Huesos débiles
  • Deficiencia de vitamina b-12
  • Anemia (carencia de hierro)

Por eso la mayoría de los frutarianos incluyen algún tipo de suplementación junto con su dieta.

Otro punto en contra de la dieta frutariana para adelgazar es que existen una gran cantidad de verduras y frutas que no son digeribles a menos de que están cocinados. Por eso las personas críticas con la alimentación frutariana argumentan que cocinar los alimentos a ha ayudado a aumentar las opciones de nutrición en todo el mundo.

Por otro lado lo frugívoros argumentan que los procesos de cocción destruyen los nutrientes esenciales en las frutas y verduras.

Quien tiene razón, pues ambos. Lo cierto es que aunque una persona que esté siguiendo la dieta frutariana no esté consumiendo todos los nutrientes esenciales, sí que tienen razón en que la cocción de los alimentos destruye gran cantidad de sus vitaminas y minerales.

Si tienes claro que quieres comenzar una dieta frutariana para adelgazar, la mejor forma es hacerlo poco a poco, comenzando por una dieta vegetariana, continuando por una dieta vegana para terminar con la dieta frutariana.

Pero si por otro lado todavía estás indeciso, puedes comenzar por aumentar el consumo de frutas y verduras crudas y así poder hacerte una idea de los beneficios que puedes obtener mientras todavía obtienes los nutrientes de los demás alimentos.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario