¿Qué hacer cuando no logras perder más peso con tu dieta habitual?


Luego de haber probado unas cuantas dietas, generalmente nos quedamos con aquella con la que nos sintamos más cómodos y una vez que estamos inmersos en la dieta y que nos ha dado por algunas semanas buen resultado, comenzamos a ver que se produce un estancamiento, es decir, no logramos perder más peso aún cuando estemos respetando fielmente la cantidad calórica recomendada.

Cambia el plan pero no cambies la meta de perder más peso

El estancamiento en las dietas es algo normal debido a que nuestro cuerpo, que es una máquina perfecta, se habitúa al nuevo consumo calórico y modifica su forma de procesar los alimentos para adecuarse a la nueva situación. Por eso vemos que llegado un determinado momento, no bajamos más de peso aún siguiendo al pie de la letra la dieta que nos venía ayudando a perder peso.

¿Qué hacer cuando no logras perder más peso con tu dieta habitual?Al llegar a esta situación,  muchos especialistas recomiendan tomar un pequeño descanso y salirnos un poco del régimen que estamos siguiendo, para luego volver a retomar la dieta, de manera de darle un empujón positivo a nuestro proceso de pérdida de peso.

Otro aspecto que debemos considerar es si cambiar la dieta que estamos haciendo por otra, para ello debes analizar varios aspectos, ya que existen una serie de factores que intervienen en el éxito de la dieta, para poder seguir al pie de la letra las recomendaciones respectivas dadas por los expertos, llámese nutricionista, terapeuta, entrenador o la revista de moda que nos aconseja semanalmente, debes tener plena disposición al logro, estar enfocados en el presente y plantearnos una meta real, es decir, que sea factible cumplir, dicha dieta debe también ser accesible a nuestro bolsillo y debemos poder encontrar en el mercado aquellos alimentos y complementos alimenticios asociados a la dieta que nos ayudarán a perder más peso sin mayores traumas.

Es importante recordar que el organismo, puede ofrecer resistencia a cambios bruscos en cuanto al número de calorías ingeridas, dependiendo también del gasto calórico al que se esté expuesto, por ello debemos siempre hidratar al cuerpo para que pueda asimilar los cambios  nutricionales sin que nuestra salud se vea comprometida y así protegemos a nuestro sistema digestivo que ha estado acostumbrado a otra rutina de alimentación.

¿Cómo bajar de peso sin dejar de comer rico?

  • Haz combinaciones de alimentos sanos que puedan  agradarte y a su vez ayudar a que tu metabolismo se acelere, si tu pasión son los dulces, combina yogur con frutas frescas y puedes de vez en cuando consumir una pequeña tacita de frutos secos variados, especialmente a la hora en que la ansiedad está a su máximo nivel.
  • Respeta las tres comidas, desayuno almuerzo y cena.
  • Consume mucha agua entre comidas, no con las comidas.
  • Si no puedes dejar de disfrutar de la mejor parrilla,  puedes darte el gusto pero obviando los acompañantes ricos en harinas procesadas y utilizando las grasas como la mantequilla propiamente dicha, el aceite de coco o la manteca de cochino, combínala con carbohidratos complejos como los vegetales ricos en fibras que favorecen la digestión.
  • Sea cual sea tu dieta, prueba tus alimentos antes de las cinco de la tarde, porque después de esa hora el organismo asimila todo y mientras descansamos vamos ganando el peso de lo que consumimos en la tarde-noche.
  • Escucha a tu cuerpo, y recuerda que el proceso de perder peso no debe ser instantáneo es una combinación de emociones, nutrición saludable y acción, no pierdas la fe y reinvéntate cada día, porque cada día es una oportunidad.
loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario