¿Cómo hacer glicerina casera? te lo explicamos paso a paso


La glicerina se considera un producto no tóxico útil como materia prima para muchas industrias; ya en un artículo anterior hablamos sobre la glicerina y sus diferentes usos. Esta vez vamos a ver cómo preparar la glicerina casera para elaborar productos artesanales como el jabón. Además, nos proponemos contestar algunas preguntas como… ¿Es posible utilizar una glicerina casera para preparar productos cosméticos? ¡Comencemos ya!

Glicerina en casa para uso artesanal

La glicerina casera conocida también como base glicerina es el primer paso a realizar cuando tenemos en mente elaborar productos artesanales como el jabón. Esta se puede hacer con grasas animales o vegetales. Veamos cada una de ellas.

¿Cómo obtener glicerina casera con grasa animal?

Ingredientes

  • Grasa de pollo o cochino
  • 110 gramos de sosa cáustica
  • 190 ml de agua
  • Una cucharadita de sal

Preparación

  1. Coloca una olla a calentar a fuego medio-alto con la grasa del pollo o del cochino hasta que se derrita. Se puede utilizar la piel del pollo. Este proceso tardará aproximadamente 30 minutos.
  2. Una vez derretida la grasa, retira del fuego la olla y deja enfriar por 5 minutos, inmediatamente se coloca la sosa caustica y se revuelve con una cuchara de madera. Es importante tener cuidado en este paso ya que se liberan gases, procura trabajar en un lugar abierto.
  3. Agrega el agua, la cucharadita de sal y coloca de nuevo en la candela. Remueve constantemente y deja a fuego por media hora más.
  4. Pasada la media hora se apaga y se deja reposar por 15 minutos. Luego, se puede hacer pasar la mezcla por un colador para retirar las impurezas.
  5. Listo ya tienes una base de glicerina sin purificar.Cómo hacer glicerina casera

¿Cómo hacer glicerina vegetal casera?

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de oliva
  • 1 taza de aceite de coco
  • 1 taza de agua
  • ½ taza de sal
  • 2 cucharadas de sosa cáustica

Preparación

  1. Mezcla todos los ingredientes y colócalos sobre el fuego a temperatura media. El calor de la mezcla no debe pasar de 50 ·C
  2. Cuando llegue a los 50 ·C aproximadamente baja un poco el fuego y sigue agitando la mezcla durante 15 minutos aproximadamente.
  3. Cuando la mezcla esté a punto de caramelo se añade la ½ taza de sal, se apaga y se sigue revolviendo de manera constante. Deja enfriar.
  4. Al enfriarse la mezcla, se podrá observar que existen dos fluidos separados, el más denso se encuentra en el fondo y se trata de la glicerina, el más superficial es jabón.
  5. Retira el jabón antes que se solidifique y reserve la glicerina para purificar.

En ambos casos la glicerina está lista para ser pasada por un proceso de purificación antes de que se utilice como base para hacer jabón.

¿Cómo hacer jabón de glicerina casero?

Proceso de purificación

Una vez que se obtiene la glicerina por cualquiera de los dos métodos anteriores, es necesario purificarla para evitar daños en la piel. Para el proceso de purificación se emplean métodos químicos y de calor de la siguiente manera:

  • Toma la glicerina casera obtenida de cualquiera de los dos métodos anteriores.
  • Para remover los residuos de jabón de la glicerina se utiliza ácido fosfórico. Por cada gramo de sosa cáustica se utiliza 1,5 ml de ácido fosfórico aproximadamente a una solución de 85%. De esta manera puedes retirar el exceso de jabón que se ve en la superficie de glicerina.
  • Ahora es necesario separar el metanol de la glicerina, existen dos métodos para separarlo. El primero, se calienta la glicerina a uno 65 ·C aproximadamente durante 1 hora, el metanol se evaporará. El segundo método consiste en dejar la glicerina obtenida, de cualquiera de las dos preparaciones anteriores, ventilada por alrededor de 3 semanas, el metanol se evaporará solo.

La glicerina que se obtiene puede utilizarse para preparar jabón de glicerina casero, pero no se recomienda para uso cosmético ya que se requiere de una mayor purificación.

Proceso de elaboración del jabón

Ingredientes
  • Base de glicerina purificada
  • Vaselina líquida
  • Aceites aromáticos o pulpa de frutas
  • Molde de silicón con la forma del jabón que desea.
Preparación
  1. Corta en trozos o ralla la base de glicerina purificada.
  2. Derrite en baño María los trozos de glicerina a fuego medio, bate mientras se derrite la glicerina para evitar que se pegue.
  3. Al estar la glicerina completamente derretida, agrega los aceites aromáticos o la pulpa de frutas elegida para aromatizar el jabón. Sigue batiendo de manera constante sin apagar el fuego por 5 minutos más.
  4. Coloca vaselina en los moldes que has seleccionado para los jabones. La vaselina hará más fácil que se despegue el jabón una vez que esté listo.
  5. Vierte la mezcla de glicerina en los moldes y deja enfriar.
  6. Al enfriarse y solidificarse, desmolda el jabón y deja continuar el proceso de enfriamiento y solidificación en un lugar seco.
  7. Al cabo de unas horas ya tienes un jabón listo para usar.

Al trabajar con la soca cáustica toma las precauciones correspondientes como el uso de guantes y lentes, ya que la sosa cáustica libera una gran cantidad de calor al ser mezclada con agua y puede ser tanto corrosiva como inflamable.

Puedes saber más sobre cómo hacer jabones caseros en el enlace.

Vídeos de interés:

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario