Cómo bajar de peso sin hacer ejercicio y con factores psicológicos


Bajar de peso sin hacer ejercicio sí es posible verdaderamente. Aunque, no se crea que por estar proponiendo esta modalidad para adelgazar, estemos estimulando es sedentarismo. Para nada!!

Lo que sucede es que es bastante claro y evidente que, con el vértigo con el que se desarrolla la vida actual, no es posible muchas veces destinar tiempo para el ejercicio.

Hoy en día, los compromisos laborales, familiares, sociales y demás, están a la orden del día. Si trabajamos en exceso (lo que es relativamente normal en muchas personas), al llegar a casa no quedan energías sino para descansar, hablando claramente y sin tapujos.marin.--22

Es por tales razones, por las cuales se hace necesario y de lo más útil, acudir a dietas para adelgazar si no se tiene tiempo para ejercitarse. Para bajar de peso de esa manera, es necesario habituarse a ciertos parámetros alimenticios que no son desagradables ni monótonos, por demás.

Les va a parecer algo de ficción, demasiado novedoso o hasta extravagante pero, comer mientras se escucha música relajante, ayuda bastante. Es tan eficaz esto, según varios estudios recientes, que sirve para (por lo menos) no aumentar de peso, así se lleve una dieta rica en calorías.

No es extraño, desde el punto de vista estrictamente científico, que esto suceda. Recuerda que, desde hace varias décadas ya, se ha comprobado plenamente que las vacas aumentan la producción de leche cuando se les da a escuchar música.

La musicoterapia es bastante útil para muchas de las actividades y situaciones de la vida del ser humano y de muchos otros mamíferos. Ello está completamente probado. Así, pues, que hazlo. Nada pierdes con ensayar mientras atiendas, eso sí, otras indicaciones.

Otra sugerencia, que toca con el factor psicológico, consiste en reducir el tamaño del plato, de la cuchara y del trinchete.

De esa manera, tu cerebro “creerá” que está comiendo la misma cantidad a la que estás habituado cuando, por supuesto, no es así. Son muchas las corrientes de la Psicología y de las ciencias de la nutrición, que avalan estos procedimientos para “engañar” al cerebro.

Insistimos con la misma propuesta: nada pierdes con ensayar una semana. Muy seguramente que, al cabo de esa semana, ya ni siquiera te acordarás que comías con otros platos y otras cucharas.

Otra recomendación interesante para bajar de peso, se trata de anotar o llevar un registro metódico de lo que estás habituado a comer hasta el día en que decides cambiar las cosas, esto es, adelgazar.

El impacto psicológico que para ti representa ver en tus registros las grandes cantidades de grasa, dulces, carbohidratos y demás que has comido, te conducirá muy seguramente a rebajar la cantidad y a optimizar la calidad de tu dieta.

Algo bien importante es dormir bien. Si tienes problemas con el sueño, antes que acudir al médico para que te recete medicamentos para dormir (que te pueden generar dependencia), ensaya con una gran cantidad de productos naturales que existen actualmente en el mercado para eso.

Las personas privadas del sueño producen más grelina, que es una hormona que estimula el apetito.

Por último, digamos que desayunar bien y comer más veces al día en pocas cantidades (en vez de darte tres “banquetes” al día)  es bastante útil para bajar de peso.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario