Cómo adelgazar a un ritmo moderado, es mejor hacerlo de manera lenta y segura


Podría parecer una tanto paradójico en un principio pero resulta que, para la gran mayoría de las personas por razones de tipo médico, es más conveniente bajar de peso a un ritmo moderado. Cómo adelgazar a un ritmo moderado es un asunto que requiere también de una metodología.

Las dietas muy severas, acompañadas de programas de ejercicio muy exigentes, pueden traer complicaciones para la salud a la vez que es bastante recurrente que se presente el famoso “efecto rebote” de manera rápida.

Lo más posible es que se llegue a un punto en el que se abandone el programa que se había emprendido.

El hastío por las dietas monótonas y el cansancio por las ejercitaciones extenuantes, hacen que muchos abandonen tempranamente del programa y, de paso, empiecen a comer en mayores cantidades de lo que lo hacían antes de emprender la dieta.

El aumento de peso empieza de manera vertiginosa teniendo en cuenta, además, que ya no se está ejercitando. Es posible, incluso, que se llegue a adquirir un peso aún mayor que el que se tenía anteriormente.

El asunto se torna aún más complejo cuando esa persona, al verse nuevamente pasada de kilos, vuelva a intentarlo reincidiendo una y otra vez. Ello, puede representar serios problemas fisiológicos. La diabetes, para sólo citar un ejemplo, podría estar “a la vuelta de la esquina”.

De otro lado, es bastante probable que empiecen inconvenientes psicológicos tales como la depresión crónica, severos cuadros de ansiedad y demás.

Todo lo anterior, sin contar con la posible aparición de dos patologías que pueden llegar a ser, incluso, fatales: la anorexia y la bulimia.

Hay que saber cómo adelgazar adecuadamente y sin llegar a extremos que perjudiquen la salud física y mental. Se requiere, en primer lugar, desear perder peso.Cómo adelgazar a un ritmo moderado,

Pareciera hasta un poco tonto decirlo, pero las disposición mental es de los factores más importantes para no morir en el intento a las dos o tres semanas. En segundo lugar, tenemos que la fuerza de voluntad es otro ingrediente fundamental.

Algunos podrían pensar que esto es algo que se sobreentiende y que, por lo tanto, ni se debería mencionar. No crean que es así.

Abstenerse de manera permanente de aquellos alimentos de los que tanto se ha disfrutado, es un asunto que puede resultar de lo más complicado.

Por ello es aconsejable que, en caso de que la situación se esté tornando en una verdadera tortura, se acuda a ayuda psicológica. Cómo adelgazar es un tema que pasa, por mucho, por el aspecto mental.

En tercer lugar, tenemos que la paciencia se constituye en otro factor de suma importancia.

Como se trata, precisamente, de adelgazar a un ritmo moderado, es normal ver a personas que se desentienden paulatinamente de la dieta y del programa de ejercicios, dado que la disminución en el peso no es muy visible.

El proceso para adelgazar a un ritmo moderado es tan simple, que algunos lo podrán considerar hasta indigno de tenerse en cuenta. Pero los médicos y los nutricionistas (además de los psicólogos) consideran, unánimemente que es el método más adecuando.

Simplemente, se trata de comer menos que lo habitualmente se come. Es algo verdaderamente simple, por lo menos en teoría.

Para saber cómo adelgazar de manera lenta y segura, es necesario tener en cuenta que, en vez que ingerir las tres comidas habituales en buenas cantidades, es mejor comer varias veces al día en menor cantidad.

En lo atinente a los ejercicios, si no soportas hacer ejercicio aeróbico, bastaría sólo con caminar unos 45 minutos diarios, como mínimo, 3 veces por semana.

loading...

1 comment

Añadir comentario

+ Leave a Comment