Cenas ligeras para cuidar la salud y la línea


Si tienes sobrepeso, es normal desear volver a tu peso ideal para sentirte mejor y verte bien, puedes bajar esos kilos demás combinando una actitud positiva, un poco de ejercicio y cenas de forma saludable, aquí te mostramos cenas ligeras muy sencillas.

¿Cómo preparar cenas ligeras?

Las cenas ligeras deben tener alto valor nutricional, pocas calorías y ser fácilmente digeridas, se preparan con una combinación de un poco de fibra natural e integral y azúcares permitidos (carbohidratos complejos como las frutas con bajo contenido de azúcar), o suficiente proteína para elevar la energía, acompañadas de grasas saludables que mantengan elevados tus niveles de colesterol bueno.

Cenas ligeras para cuidar la salud y la líneaLos carbohidratos complejos pueden ser consumidos en porciones pequeñas, podrás deleitar tu paladar con media manzana o media pera, añadiendo ese toque dulce que nos alegra al final del día, estas frutas aportan minerales y permiten tener una buena digestión.

Para mantener la figura puedes preparar un rico atún, con sal y pimienta, a la plancha, lo puedes adornar con una hoja de perejil, está permitido comer suficiente cantidad (sin que la porción exceda el tamaño de tu mano), esto puede acompañarse de lechuga y tomate con un poco de aceite de oliva, o si no te gustan los vegetales puedes comerlo sólo o con una rebanada de pan integral.

Otra de las opciones muy prácticas es comer una taza de yogur descremado acompañado de frutas secas (no dulces) o puedes mezclarlo con semillas de chía, mezclar, esperar un rato a que las semillas de chía aumenten un poco su volumen, y disfrutar de esta opción altamente nutritiva, rica en calcio, potasio, magnesio, hierro, cinc y con mucha fibra que te permitirá sentirte lleno por un buen tiempo, además de aumentar tus niveles de energía.

Si te gustan los vegetales y hortalizas, puedes picar una o varias zanahorias en julianas, guardarlas en una bolsa hermética en el refrigerador, y si te toca salir a la calle o trabajar hasta tarde, puedes contar con una práctica y dulce opción rica en betacarotenos que nutre tu organismo y mejora tu vista.

¿Me puedo permitir un rico sándwich a la hora de cenar?

Los sándwiches son permitidos en las cenas ligeras, por ejemplo puedes prepararlo con pan integral, jamón de pavo o de pollo, un poco de sal y pimienta, queso ricota, un toque de aceite de oliva y un vaso leche descremada o desnatada.

Puedes variar el contenido del sándwich con otro tipo de quesos bajos en grasa, como el queso tipo paisa, una rodaja de tomate, orégano (fresco o deshidratado), sal y pimienta, tostado es una magnífica opción.

Otras opciones de cenas ligeras

Las merengadas de proteínas sin azúcar, sin lactosa y sin gluten son una forma de nutrir tu cuerpo, ya que permiten mantener los requerimientos de minerales de nuestros músculos, además de mantenernos satisfechos.

Una taza de almendras y nueces, y frutas deshidratadas como la manzana, la pera y los duraznos, es una de las cenas ligeras más deliciosas.

Una taza de té verde endulzado con stevia, además de ser bajo en calorías aporta a la dieta su potencial antioxidante que cuida tus células evitando la acción de los radicales libres, ayuda a quemar grasa de forma natural y al mismo tiempo te relaja para que puedas dormir bien.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario