Así se hace la dieta de la alcachofa


Vamos a empezar este post con un poco de cultura general sobre la alcachofa: su origen, composición y propiedades, principalmente. Si vamos a seguir una dieta con este alimento, es decir, lo vamos a ingerir durante unos cuantos días seguidos, sería interesante adquirir algo de información sobre él.

La alcachofa: origen, composición y propiedades

La alcachofa es una verdura fácil de encontrar en casi cualquier lugar. Aunque su procedencia original es el Mediterráneo occidental, en la actualidad se cultiva prácticamente en todo el mundo.

Este vegetal, compuesto en su mayor parte por agua, tiene una gran cantidad de hidratos de carbono, entre los que destaca la fibra. Es rico en minerales (hierro, magnesio, sodio, potasio, zinc, fósforo y calcio) y en vitaminas (B1, B3, B5, B6 y C). Sin embargo, lo más destacable de este alimento tan sano y natural -sobre todo cuando el objetivo perseguido es la pérdida de peso- son estas dos características: 1) se trata de un alimento bajo en calorías y 2) tiene un alto contenido en fibra -propiedad esta última que favorece enormemente el tránsito intestinal-. Además, es un diurético depurativo muy eficaz y un perfecto aliado para la activación del hígado -gracias a su alto contenido en cinarina-, lo que ayuda a la eliminación del colesterol y las grasas.

Qué ingerir en estos días

Así se hace la dieta de la alcachofaDesayuno: una pieza de fruta o un zumo de fruta natural; una porción de queso fresco bajo en calorías; una tostada de pan integral con una porción de queso fresco desnatado o con tomate natural.

Almuerzo: un yogur desnatado; un zumo de fruta natural; una pieza de fruta.

Comida: arroz integral con alcachofas; alcachofas cocidas; alcachofas horneadas con un chorro de aceite de oliva virgen extra; ensalada de alcachofas con tomate y queso fresco bajo en calorías; alcachofas a la plancha con tomate natural.

Merienda: una pieza de fruta; un zumo de fruta natural; una porción de queso fresco desnatado.

Cena: alcachofas a la plancha con queso fresco desnatado; alcachofas con crema de acelgas; ensalada de alcachofas con tomate y queso fresco desnatado; alcachofas horneadas con un chorro de aceite de oliva virgen extra.

Unos consejos a tener en cuenta para seguir la dieta de la alcachofa

Durante estos días podrás acompañar tu dieta con un complemento estupendo para ayudarte a eliminar toxinas: el extracto de alcachofa, pero has de tener en cuenta que es necesario ingerir, aproximadamente, unos dos litros de agua diarios para que este complemento pueda disolverse adecuadamente. El extracto de alcachofa lo podrás encontrar en farmacias y en herbolarios. Sin embargo, es aconsejable que antes de adquirir este producto consultes con cualquiera de los dos profesionales que te atenderán en los establecimientos mencionados sobre las indicaciones para su consumo responsable.

Por último, indicarte que has de tener en cuenta que la dieta de la alcachofa es recomendable para adelgazar unos tres o cuatro kilos y que no deberás seguirla durante más de cinco o seis días. Además, deberás esperar un mínimo de seis semanas para volver a seguirla.

Tampoco debes olvidar que el objetivo a conseguir no debe ser únicamente la pérdida de peso, sino mantenerte en ese estado de equilibrio durante el mayor tiempo posible. Por ello, es importante tener en cuenta que el bienestar viene de la mano de una una dieta saludable y equilibrada, mantenida a lo largo del tiempo y de la práctica habitual de ejercicio físico. Una vez que se han eliminado esos “kilillos” de más, habrá que pensar en mantener la figura conseguida.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario