Alimentos que van directo a tus caderas


Como ya es bien conocido, consumir alimentos con un alto contenido de grasas es perjudicial para la salud. Una vez llevas al organismo estas comidas, las grasas van directo al torrente sanguíneo de forma inmediata, lo que significa que será procesada con esta misma rapidez y terminará en tus muslos, caderas o glúteos.

En la distribución de la grasa en el cuerpo no sólo es culpable la propia alimentación. También influyen otros factores como son los niveles hormonales que tiene cada persona. Aunque sí que es cierto que, mientras más grasas consumes, el aumento de peso estará garantizado. Para evitar este efecto, lo mejor es evitar ciertos alimentos que van a directo a las caderas.

Comidas que acumulan grasa en exceso

A partir de ahora lo pensarás dos veces antes de aceptar la invitación de tus amigos a compartir un exquisito plato de sushi. Y es que este alimento tan de moda, aunque se presenta como verduras envueltas en algas y suena delicioso y sano, la verdad es otra muy distinta: Si lo comes sin ninguna salsa, puede que las calorías que ingieres sean pocas, pero si lo consumes con todos sus aderezos y cremas, estarás adquiriendo las calorías provenientes de la  mayonesa y queso crema, ingredientes perfectos para alojarse en tus caderas.

Alimentos que van directo a tus caderasSi no vives en México entonces olvídate de los burritos. Son el plato bomba para las caderas y los glúteos, porque una pequeña porción de este condimentado plato, le aportará a tu cuerpo 19 gramos de grasas y 1180 calorías. No sólo esto, también te aportará una buena dosis de sodio, que influye directamente en la retención de agua y como consecuencia te verás más inflamado.

Si te han dicho que los frutos secos te ayudan a calmar la ansiedad, no te han mentido… pero tampoco te dijeron toda la verdad. Los frutos secos contienen entre cinco y ocho veces más calorías que sus versiones frescas, lo mismo que una taza de uvas tiene 60 calorías pero si las comes deshidratadas equivalen a 460 calorías.

Otra merienda presentada como sana es la granola. Aunque está compuesta por hojuelas de fibras como la avena, también contiene frutos secos, coco rallado y miel. Si combinas estos ingredientes y además le agregas yogurt, tendrás un desayuno nutritivo para ti pero terrible para tus caderas, lo mejor es consumir cada uno por separado.

Las bebidas también cuentan

No sólo hay alimentos que van directo a las caderas, también las bebidas están dentro de este rango. Los jugos procesados forman parte del grupo de calorías que se alojan en tus zonas de tejido sensible, si te gusta consumir los jugos con alto contenido azucarado estarás en riesgo de padecer obesidad, además de otras consecuencias como la acumulación de grasa corporal y el llamado síndrome metabólico.

El alcohol es otro de los líquidos que contribuyen a la formación de grasas y a su acumulación en las zonas con tejido sensible como caderas, muslos y glúteos. Pero la mala noticia no termina aquí, ya que esta condición se presenta sólo en el género femenino, y los hombres pueden seguir sus hábitos sin riesgo alguno.

Imagen cortesía de patrisyu

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario