Cómo usar el agua para adelgazar de forma rápida y sencilla.


El agua es una fuente de energía vital para el organismo, que además proporciona una serie de beneficios importantes. Pero recientes estudios han determinado la contribución que realiza el agua para adelgazar.

La explicación es muy sencilla: al ingerir altas cantidades de agua se produce hidratación en el organismo, la cual trae como consecuencia la aceleración en el metabolismo y por ende la pérdida de peso.

Estos descubrimientos sobre la influencia del agua en la pérdida de peso fueron determinados tras experimentos realizados en la universidad Charité de Berlín, en Alemania. Se realizaron varias pruebas en dos grupos de personas, y pudieron notar que aquellas que realizaban un consumo más alto de agua lograron reducir uno o dos kilos más que el grupo opuesto.

Pese a las recomendaciones sobre la ingesta de agua realizada en muchas dietas, el efecto sobre la misma en el organismo todavía no había sido comprobado, pero ahora sí se puede confirmar los beneficios producidos por el agua.

¿Cuándo es recomendable beber agua para adelgazar?

Además beber agua antes de comer permite generar una sensación de saciedad, por lo cual las cantidades de comidas ingeridas son menores a las que se acostumbra habitualmente.

Las cantidades recomendadas de agua diarias son de ocho a diez vasos. Si eres de ese tipo de personas que te encuentras en la oficina todo el día, incorpora en tu kit de escritorio un termo que puedas tener a mano y garantizar de esta manera que realizas el consumo requerido de tan preciado líquido.

Por supuesto, a pesar de las propiedades existentes en el agua, siempre debes acompañar la ingesta de la misma con una alimentación balanceada, baja en grasas trans y rica en proteínas y minerales. Esto permitirá además aumentar la cantidad de energía en tu cuerpo.

Lo ideal es distribuir las cantidades de agua requeridas durante el día. Se recomienda beber un vaso en ayunas, antes de las comidas y el resto segmentadas en el día.

Consideraciones en el consumo del agua para adelgazarCómo usar el agua para adelgazar de forma rápida y sencilla.

Se recomienda ingerir agua fría, ya que esta permite al organismo transferir el calor, y por ende invierte energía en el proceso. Esto hace que se exista un consumo de calorías haciendo más efectivo tomar agua para adelgazar.

Aunado a la pérdida de peso, se evidencia el fortalecimiento del sistema inmunológico y demás el mejoramiento de las funciones cerebrales, esto sin mencionar el embellecimiento de la piel.

Recuerda evitar las botellas de agua con gas o aquellas con sabores, puesto que en ellas se encuentran presentes ingredientes dañinos que contrarrestaran el efecto original deseado. Un beneficio clave en el consumo del agua es que esta se encuentra completamente libre de calorías, por lo cual las dosis quedan a libre elección del usuario.

Y finalmente, como ventaja del agua para adelgazar, el consumo de agua permite liberar las toxinas del organismo, mejorando la circulación y permitiendo generar mayor cantidad de oxígenos en los tejidos. Por tanto, está demostrado que el consumo de tan preciado líquido ofrece un ramillete de bendiciones, no solo para la pérdida de peso sino también para la salud en general.

loading...

+ No hay comentarios

Añadir comentario